X
NARCOTRÁFICO >

Cinco arrestados por traer en un velero 45 kilos de cocaína

   

DIARIO DE AVISOS-TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

El Equipo Contra el Crimen Organizado (ECO) de la Guardia Civil, que contó con la colaboración de sus compañeros en El Hierro y Gran Canaria han arrestado en la operación León Marino a cinco personas (1 rusa, 2 letones y 2 lituanos) como presuntos integrantes de una red internacional dedicada al tráfico mundial de estupefacientes con ramificaciones en Letonia y Lituania. Se han incautado 45 kilos de cocaína, documentación falsa, una embarcación de recreo y navegadores GPS. El servicio merece especial reconocimiento dado que los ahora detenidos utilizaban medidas de contravigilancia y solo se comunicaban entre ellos a través de las redes sociales o a través de notas que dejaban en los servicios.

El operativo arranca en enero pasado cuando se auxilia a un velero en el que iban dos lituanos y un letón que, procedentes de Cabo Verde, se encontraba a la deriva a pocas millas de las costas canarias por una avería. Al saber que uno de ellos tiene antecedentes por narcotráfico, empieza una ardua vigilancia que empieza a dar frutos cuando, tras dos meses en El Hierro, se trasladan con el velero a un puerto deportivo de la isla de Gran Canaria, ubicado en una urbanización privada de lujo, donde pretendían establecer la distribución de cocaína. Luego llegaron la rusa y el otro lituano fingiendo estar de vacaciones.

Así, para dar el pase de la droga se citaban en la playa (iban con bañadores, toallas, etc.) los del velero con los recién llegados, que fueron los que alquilaron el piso, utilizando una bolsa nevera.

Era tal la obsesión por la seguridad que los investigados colocaban cámaras de vigilancia en la cubierta del velero y en los vehículos alquilados para sus desplazamientos, dificultando en gran medida las labores de investigación.

En el velero, escondidos en un doble fondo bajo el fregadero, se hallaron 21 kilos de cocaína. En el chalet, ocultos bajo el jacuzzi se intervinieron otros 18 kilos más otros seis incautados en la ya referida nevera portátil, arroja un total de 45 kilos de cocaína incautada. También se intervinieron cartas náuticas, GPS, etc.

… y tres absueltos a los que atraparon con 88 por escuchas ilegales

Su barco fue capturado cerca de Cabo Verde pero se benefician de un auto declarado nulo

El caso se remonta a los primeros meses de 2011, cuando el velero Carpe Diem es interceptado por las autoridades en aguas cercanas a Cabo Verde y en su interior se encuentran un total de 88 kilos de cocaína, con lo que se procedió al inmediato arresto de sus tres tripulantes, dos franceses y un italiano. Ahora, la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife ha dictado sentencia absolutoria para los tres basándose en que la obtención de las pruebas incriminatorias obtenidas parten de la base de un auto considerado como nulo por una sentencia del pasado mes de abril. De la gravedad de los hechos da cuenta el escrito de acusación de la Fiscalía, que solicitaba penas de cárcel de entre 10 y 12 años de duración para cada uno de los tres encausados por un delito hiperagravado contra la salud pública.

Los hechos se remontan a 2009, cuando un juzgado de Granadilla dicta un auto habilitante para realizar escuchas telefónicas que posteriormente se ha determinado como nulo al no estar debidamente motivado. De dichas escuchas se tiene conocimiento de los planes criminales de uno de los ahora liberados, consistentes en trasladar un velero desde Marruecos hasta Cabo Verde para volver hasta Gran Canaria con cocaína.

Aunque se le pierde la pista al individuo en cuestión (las escuchas estaban motivadas por otro caso cuyos imputados también han terminado absueltos, como ya adelantó DIARIO DE AVISOS), la fortuna se alía con los investigadores al sufrir una avería la embarcación en aguas de Mauritania, siendo auxiliados por un buque de la Armada francesa. Si bien los galos no se percatan de la presencia de la droga a bordo, las autoridades españolas reaccionan al reconocer la identidad del sospechoso y el servicio se cierra con los tres arrestos y la incautación de los 88 kilos.

Ahora, la Sección Segunda de la Audiencia de Santa Cruz de Tenerife no ve desconexión entre el auto declarado nulo y el resto de pruebas practicadas, incluido el interrogatorio del instructor a quien dos de los inculpados reconocieron los hechos de los que se les acusaba.