X

Diecisiete años y medio de cárcel por asesinar a su joven expareja en el Sur

   

T. F. | Santa Cruz de Tenerife

La Sección Quinta de la Audiencia provincial de Santa Cruz de Tenerife hizo pública ayer la sentencia sobre el crimen que tuvo lugar en El Médano hace poco más de dos años y, tras dictar el jurado popular un veredicto de culpabilidad, se ha impuesto una pena de 17 años y seis meses de cárcel al acusado como responsable de un delito de asesinato.

Cabe destacar que el magistrado-presidente ha hecho suya la solicitud realizada por el abogado defensor tras conocerse la decisión del jurado.

A ello hay que añadir que durante la vista oral el letrado Sebastián León ya logró que el jurado descartase que hubiera ensañamiento, lo que forzó a que la Fiscalía bajara su solicitud de 25 a 20 años de prisión. Además, se fija una indemnización para la madre de la víctima de 150.000 euros, cuando el Ministerio Público había pedido 300.000 y la defensa 100.000 euros. la sentencia justifica tal cantidad destacando que, si en vez de una causa dolosa como el asesinato, la víctima hubiera muerto por accidente de tráfico, le corresponderían al menos 75.000 euros. La sentencia recoge como hechos probados que el ahora condenado y la víctima se conocieron en 2005 y entablaron una relación sentimental que, con intermitencias, acabó en febrero de 2010.

EN LA HORA DEL ALMUERZO

A la hora del almuerzo del 15 de marzo de dicho año, la joven, de nacionalidad rusa, acudió al piso del anciano al parecer para recoger a su gato y éste la agredió “con intención de matarla y empleando un cuchillo le causó siete heridas inciso penetrantes, una de ellas se introdujo por la axila izquierda y atravesó la cavidad toráxica, causándole así la muerte”.

Además, la sentencia explica que el condenado actuó “consciente de que ésta se encontraba indefensa debido a su estado de embriaguez y a los golpes recibidos previamente, y con ello se aseguró el resultado criminal”, se recoge en el texto.

Alevosía sobrevenida
La sentencia dictada por la Sección Quinta sobre el crimen en El Médano de 2010 relata que se trata de un asesinato al considerar probado que hubo alevosía, a pesar de en principio la agresión parte de una discusión y que ella incluso pudo haber llegado a ejecutar algún acto de defensa. Esa indefensión sobrevenida se detalla en que, iniciada la lucha, la víctima trata de pedir socorro en el balcón, siendo arrastrada al interior del hecho y, tras cerrar la cristalera, golpearle la cabeza contra la misma y luego acuchillarla.