X
sanidad>

“El cáncer de piel ha aumentado un 40% los últimos cuatro años”

   

E.C. | Santa Cruz de Tenerife
Foto: DA

Marina Rodriguez dermatologaga.JPG

Marina Rodríguez-Martín,
dermatóloga y
miembro de las Academias Española
y Europea de Dermatología
y Venereología. | DA

La protección frente al sol es un tema que está presente actualmente en las conversaciones cotidianas de todos los que están padeciendo las altísimas temperaturas de estos últimos días; por si esto fuera poco, cada año la estación veraniega es más agresiva y menos permisiva en horas de sol, debido a la fractura de la capa de ozono. La doctora Marina Rodríguez-Martín, dermatóloga joven pero de experiencia investigadora y terapéutica bien contrastada -miembro de las Academias Española y Europea de Dermatología y Venereología y con más de cien publicaciones en revistas científicas a sus espaldas-, va a pronunciar una interesante charla sobre el tema el miércoles, a partir de las 20.30 horas, en la sede del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife.

-Canarias es una zona que, por su latitud y localización geográfica cercana al continente africano, es más sensible a la exposición solar. Esto es una condición que de antemano debe predisponer más a las personas a protegerse con factores adecuados, ¿no es así?
“En Canarias tenemos la inmensa suerte de contar con un clima tropical que permite atraer al mayor motor económico de las islas, el turismo, y realizar numerosas actividades al aire libre durante todas las estaciones del año. Las horas de insolación en todas las islas superan con creces la media nacional y europea. Ello tiene una doble vertiente, siendo el efecto negativo las consecuencias a corto y largo plazo de dicha exposición en la piel y mucosas de las personas residentes en las Islas”.

-¿Tenemos en Canarias predisposición genética respecto a las enfermedades de piel que se producen o empeoran a causa de la radiación solar?
“Debido a nuestra localización geográfica y a las características genéticas de nuestra población, somos un grupo con alto riesgo de cáncer cutáneo melanoma y no melanoma, foto-envejecimiento y otras reacciones mediadas por las radiaciones solares. En Canarias el Sol es mucho más peligroso porque no nos olvidemos que tenemos una genética caucásica; somos de piel blanca. Si tuviéramos más pigmentación, más melanina, tendríamos una mayor protección natural”.

-¿Debe garantizarse una protección mucho más intensa en los niños?
“La exposición solar que sufrimos durante nuestra infancia y adolescencia es determinante para el futuro riesgo a padecer cáncer de piel, de ahí la importancia de realizar una correcta foto-protección en los niños. En nuestras Islas es esencial insistir en el uso diario de foto-protectores, vestimenta adecuada, sombreros o gorros, y gafas de sol, no sólo cuando vamos a la playa. Las quemaduras solares y el daño que puedan tener nuestros niños, antes de los 18 años, serán determinantes para poder padecer un cáncer de piel. Aunque los niños o los adolescentes no son muy conscientes debemos insistir”.

-¿Es un mito la falta de información o realmente la gente está advertida de las consecuencias de una exposición solar prolongada sin protección?
“El daño en la capa de ozono es algo que está perfectamente constatado. Debería de reforzarse la acción informativa, incluso con campañas agresivas, en lugares de baño, playas, etc.; esto es algo muy habitual en otros países como Australia, donde el índice de melanoma es el mayor del mundo”.

-¿Ha aumentado el cáncer de piel?
“El cáncer de piel ha aumentado un 40% en los últimos 4 años. El cáncer cutáneo no melanoma (carcinoma Basocelular y epidermoide) es el más frecuente. Yo recomiendo siempre revisiones periódicas y muy especialmente a las personas que tengan antecedentes genéticos de cáncer, con piel y ojos claros. Si observamos que un lunar o una mancha aumentan de tamaño, o cambian de color, consultarlo al especialista”.

-¿Cuál es el factor recomendado?
“Un factor 30 es suficiente porque protege en un 96,7% de la radiación ultravioleta. La aplicación de la fotoprotección debe hacerse media hora antes de la exposición en cantidad suficiente y hay que realizar aplicaciones frecuentes cada 60 o 90 minutos”.