X
arrastre de ganado>

La Federación se preocupa del futuro

   

Miman y respetan a sus animales. Delicados, tiernos, responsables y trabajadores, así son los guayeritos de oro, que están muy pendientes de todos los pequeños detalles. | SERGIO MÉNDEZ Miman y respetan a sus animales. Delicados, tiernos, responsables y trabajadores, así son los guayeritos de oro, que están muy pendientes de todos los pequeños detalles. | SERGIO MÉNDEZ Miman y respetan a sus animales. Delicados, tiernos, responsables y trabajadores, así son los guayeritos de oro, que están muy pendientes de todos los pequeños detalles. | SERGIO MÉNDEZ
<
>
Miman y respetan a sus animales. Delicados, tiernos, responsables y trabajadores, así son los guayeritos de oro, que están muy pendientes de todos los pequeños detalles. | SERGIO MÉNDEZ

LUIS DE LA CRUZ | Santa Cruz de Tenerife

El curso aprobado, los libros aparcados. Tiempo para los amigos, ir a la playa y disfrutar con las nuevas tecnologías; hacen lo mismo que los niños de su edad, pero tienen un plus añadido. Los guayeritos de oro son especiales, únicos porque dedican un tiempo importante a participar en las tareas agrícolas de la familia y a mantener vivo el sector primario de las Islas.

Son los embajadores de las tradiciones y se toman muy a pecho su participación en la Liga Cabildo de Tenerife de Categoría Infantil. Dedican horas a tener sintonía con sus vacas; es la única fórmula posible para llevar a cabo un buen arrastre. Las miman y también las adiestran durante horas para lucirse en el próximo arrastre. No es una prueba cualquiera; arrastran el próximo 18 de julio en la gran catedral de este deporte. San Benito fue el germen para el nacimiento de la Federación de Arrastre Canario. en las Fiestas de San Benito, un grupo de amigos hicieron una apuesta decidida por este deporte y lo consiguieron. Ahora viene detrás una generación decidida, con ganas, con nuevas ideas y serán los encargados de perpetuar nuestras tradiciones.

La Federación de Arrastre Canario, que preside Pedro Molina, siempre han cuidado mucho a los guayeritos de oro. Sus pruebas son siempre preferentes y cuidan el más mínimo detalle para que todos ellos demuestren lo que llevan dentro. En ese sentido, Molina les da toda la confianza y ellos asumen toda la organización desde los jueces de terrero, hasta los encargados de marcar los tiempos en la mesa federativa y llevan la megafonía para cautivar a los aficionados y contar historias de una prueba que siempre está marcada por el espectáculo. El Ayuntamiento de La Laguna es consciente del potencial de los guayeritos de oro. No solo patrocina muchas pruebas de esta Liga Infantil, sino que tanto Aimara Calera, concejala de Deportes de la Ciudad de Los Adelantados, como Fernando Clavijo, alcalde de La Laguna acuden a esta gran fiesta de nuestras tradiciones. Los guayeritos lo agradecen porque se sienten importantes y sacan siempre lo mejor de si. Son valientes y atrevidos, pero tremendamente respetuosos con sus animales. Tienen una enorme complicidad con ellos y demuestran una enorme madurez durante la prueba. Son seguros y, pese a que siempre buscan buenos tiempos, por encima de todo, está su propia seguridad y también la de los aficionados.

La Comisión de Fiestas de San Benito está trabajando de manera intensa para que el próximo 18 de julio, a partir de las 19.00 horas, unas 3.000 personas puedan disfrutar de esta prueba que se ha convertido en uno de los grandes referentes de los deportes autóctonos y juegos tradicionales canarios no solo en Tenerife, sino del resto del Archipiélago. Muchas personas de otras Islas arribarán a Tenerife, el 18 de julio por la mañana para buscar un lugar preferencial en la pista de arrastre, que estará situada en los alrededores de la Piscina Municipal de San Benito.

MUY ARROPADOS
El arrastre es muy especial. En la actualidad hay guayeros de un enorme nivel, que destacan en todos los órdenes de la vida pero nunca se olvida cuando empezaron. Eran otros guayeritos de oro. Ahora, le dan todos sus conocimientos a los más pequeños y no se pierden ninguna prueba. Están muy pendientes de todo y velan de la seguridad de los más pequeños. Eso los hace más grande porque cuidan que el futuro del arrastre y del sector primario esté garantizado.

Otro de los grandes retos de las competiciones infantiles, que tanto el juez de terrero como los jueces de mesa, también son guayeritos de oro.

Tiene toda la confianza de los mayores que los dejan trabajar y están muy pendientes de todos los detalles. Por tanto, la prueba del 18 de julio en San Benito es todo un acontecimiento.