SEGURIDAD NACIONAL >

El Gobierno dice que no le consta espionaje de EEUU en España

EFE | Madrid

El Gobierno no tiene constancia de espionaje de EEUU en España, ha dicho este martes Jorge Moragas, director del gabinete del presidente del Gobierno, en la presentación de la Estrategia de Seguridad Nacional en el Congreso, donde el Ejecutivo y el PSOE han escenificado su total acuerdo en política de Seguridad.

El jefe del Gabinete de Mariano Rajoy ha comparecido en la Comisión Constitucional de la Cámara Baja para dar cuenta de la nueva Estrategia de Seguridad Nacional, aprobada el pasado 31 de mayo, y ha avanzado que dará su primer paso el próximo jueves con la constitución del Consejo de Seguridad Nacional, en el palacio de la Zarzuela, bajo la presidencia del Rey.

A la reunión asistirá también el Príncipe Felipe, el presidente Mariano Rajoy, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría; los ministros de Exteriores, Defensa, Hacienda, Interior, Fomento, Industria, y Economía; así como el jefe de Estado Mayor de la Defensa y el secretario de Estado de Seguridad y el director del CNI, entre otros.

Durante su intervención y al ser preguntado por la posibilidad de que el caso de espionaje de EEUU a la UE afecte a España, Moragas ha respondido que “no consta a este Gobierno que se hayan producido ataques ni espionaje por parte de EEUU”.

“La seguridad nacional es una prioridad para el Gobierno”, ha asegurado Moragas, quien ha subrayado que la Estrategia Nacional pone a España a la altura de los países con mayor democracia y desarrollo del mundo como EEUU, Francia o Reino Unido.

Tras resaltar el respaldo obtenido por el PSOE, ha pedido al resto de las formaciones políticas que se sumen al consenso en torno a la Estrategia y a la política de seguridad del Estado, porque “la seguridad nacional es un proyecto compartido y de todos”.

La nueva Estrategia de Seguridad Nacional, que contempla una docena de riesgos y amenazas, entre ellos el terrorismo de ETA, está basada en la anterior Estrategia, aprobada en 2011 por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Las doce amenazas contra la seguridad que identifica la Estrategia son: conflictos armados; terrorismo; ciberamenazas; crimen organizado; inestabilidad económica y financiera; vulnerabilidad energética; flujos migratorios irregulares; armas de destrucción masiva; espionaje; emergencias y catástrofes naturales; vulnerabilidad del espacio marítimo y vulnerabilidad de las infraestructuras críticas y servicios esenciales.

Moragas ha dicho que la estrategia ni la puesta en marcha del Consejo supondrán coste para las arcas del Estado y ha asegurado que pese a los recortes presupuestarios “la seguridad nacional está garantizada”.

Para el Gobierno la seguridad está al servicio de la libertad, ha afirmado Moragas, quien ha subrayado que la nueva estrategia está abierta y sujeta a revisiones.

PSOE, CiU y PP han dado su total apoyo a la Estrategia, que también ha contado con el respaldo con matices de UPyD y PNV, mientras que Izquierda Plural lo ha rechazado.

El portavoz del PSOE, Jose Enrique Serrano, ha recordado que el texto aprobado ahora es la actualización de la estrategia elaborada por el Gobierno de Zapatero en 2011, lo que ha facilitado el acuerdo entre el Ejecutivo y su partido.

Ha mostrado la voluntad de colaboración y consenso del PSOE en la nueva etapa que ahora comienza.

La portavoz del PP, Beatriz Rodríguez-Salmones, ha destacado que la gran amenaza para la seguridad nacional es la situación económica, que recoge la Estrategia.

Emilio Olavarría, de PNV, e Irene Lozano, de UPyD, han criticado la escasa mención a ETA en la Estrategia y las dudas sobre la implicación de las policías autonómicas en el entramado de seguridad y en el Consejo de Seguridad.

Por su parte, Gaspar Llamazares, de Izquierda Plural, también ha señalado que no aborda el terrorismo de ETA y ha mostrado su desacuerdo con este tipo de estrategias, que suponen una “visión obsesiva y propagandística” de la seguridad nacional.