X

El interventor de Renfe dice que el maquinista no tenía que despistarse por su llamada

   

EFE | Santiago

El interventor que mantuvo una conversación telefónica con el maquinista del tren accidentado en Santiago el pasado 24 de julio, momentos antes de la tragedia, ha señalado que el conductor no tenía por qué despistarse con la llamada dado que no necesitaba las manos para conducir el tren.

En declaraciones a Antena 3, el interventor Antonio Martín que trabajaba en el tren siniestrado ha reconocido que realizó dos llamadas al maquinista Francisco José Garzón Amo durante el trayecto, una a las ocho de la tarde que no recordaba y la otra poco antes del accidente si bien no se acuerda de la hora exacta.

Pese a la conversación telefónica, el interventor ha sostenido que el maquinista “no tiene por qué despistarse por la llamada, porque para conducir un tren no tiene que ir con las manos en el volante”.

Martín ha dicho que el motivo de la segunda llamada respondía a un servicio del tren y ha añadido que colgó antes de que el tren se descarrilara porque cuando salió del vagón “lo tenía dentro del bolsillo”.