X
candelaria>

“La depuradora comarcal es el auténtico agujero negro del Valle”

   

Festividad Santa Ana

Candelaria celebró ayer el día de su patrona, Santa Ana. | DA

NORBERTO CHIJEB | Candelaria

Aparte de la polémica suscitada sobre la legalidad o no de que el Ayuntamiento explote unos aparcamientos en dominio público marítimo-terrestre, el último pleno de Candelaria también trajo consigo varios asuntos de sumo interés para la ciudadanía, como son las aguas residuales de un municipio que vive en un sobresalto continuo por la contaminación de sus playas.

Así, el Partido Popular presentaba una moción para exigir la puesta en marcha, por parte del Cabildo, de la depuradora comarcal Valle de Güímar que ponga freno a las aguas fecales en la zona, pero volvió a encontrarse con el ‘no’ del grupo de gobierno, quien volvió a hacer uso del “ya estamos en ello”, al hablar de que se están poniendo remedio a los vertidos incontrolados, aunque Domingo Ramos recordó que “se trata de una competencia insular” y abogó, al igual que la oposición, por exigir cuanto antes el funcionamiento de la depuradora comarcal porque, de lo contrario, “el colector de San Blas no funcionará”.

Mayca Coello, de Sí se puede, fue más lejos, al recordarle al Cabildo y al PSOE, PP y CC, que esa depuradora “se ha convertido, desde 1992, en el auténtico agujero negro del Valle, en que se han gastado más de diez millones de euros”, recordó.

José Fernando Gómez, todavía portavoz del Partido Popular -el jueves junto a Carina Dainotto, sin más compañía- señalaba en su moción que ese mal saneamiento ha hecho que “algunas playas del municipio, como La Viuda, Caletillas o Los Guanches, han permanecido cerradas al baño debido a los vertidos que se producen en las aguas. Consultando informes el Centro de Salud de Candelaria los casos de gastroenteritis, conjuntivitis, infecciones de piel, se han triplicado teniendo, en un 80 %, relación con el baño en las playas candelarieras”, comentó el concejal popular, mientras que el edil de Sanidad, Javier Rivero, desmentía esos datos sanitarios, aunque reconocía que “en la playa de Los Guanches no se recomienda el baño por riesgo sanitario, pero las mediciones que hemos nos dan negativo en contaminación, aunque Salud Pública no levante la prohibición hasta que se termine la obra civil del emisario de San Blas”.

Hay que recordar que el emisario principal de San Blas sufrió la rotura del colector a escasos 10 metros y otra posterior a escasos 50 metros de la costa.

OTRAS MOCIONES
Tampoco salió adelante la moción de Sí se puede sobre el uso de la recogida de ropa usada y la necesidad de una boutique de segunda mano, al considerar el grupo de gobierno que ya se trabaja con la Fundación Candelaria Solidaria. Mayca Coello recordó que “en dos años la empresa concesionaria de los contenedores recogió 230.000 kilos de ropa y lamentablemente el Ayuntamiento solo se quedó con un 0,25% de esa cantidad”. Olivia Pérez, del PSOE, adelantaba que su Consejería trabaja “en una tienda de segunda mano en un lugar céntrico”

Misa, procesiones y luto en el día de Santa Ana
Candelaria celebró, como cada 26 de julio, la festividad de su patrona Santa Ana, una jornada marcada por los actos religiosos, al suspenderse, en señal de duelo por las víctimas del accidente ferroviario de Galicia, el baile previsto por la noche. De esta manera al mediodía tenía lugar la solemne función religiosa en honor a Santa Ana, oficiada por el Padre Jesús Mendoza y cantada por la Coral Municipal de La Villa de Candelaria. Previamente desde el Ayuntamiento Viejo salió la procesión cívica hasta este lugar y por la noche volvió a haber procesión por las calles alfombradas. Los actos estuvieron presididos por el alcalde de Candelaria, José Gumersindo García Trujillo, así como la reina de las Fiestas de Santa Ana, Sara Díaz Machín y corte de honor.
Gasto de 99.800 euros en San Blas
El pleno del jueves también aprobó, con el apoyo del PSOE y CC y las abtenciones del PP y Sí se puede, una moción de urgencia, presentada por el alcalde, José Gumersindo García Trujillo, en la que se proponía “autorizar al Cabildo Insular de Tenerife a detraer, de los recursos financieros del bloque de Financiación Canario de 2014, el importe que tiene que asumir este Ayuntamiento en relación con las actuaciones necesarias para la protección marítima terrestre del Santuario y Convento de Candelaria en el tramo inicial del Paseo de San Blas”. Cabe recordar, que las obras terminaron esta misma semana y declaradas tanto por el Ayuntamiento como por el Cabildo de urgencia en el mes de febrero de este año. Domingo Ramos concejal de Infraestructuras, apuntaba que las obras han tenido un coste total de 299.480,49 euros, de los cuales el Ayuntamiento aportará 99.820.16 euros, mientras que el Cabildo de Tenerife aportará los dos tercios restantes. Unos trabajos que son la primera fase de la protección del Bien de Interés Cultural, adelantando que el Cabildo y el Ayuntamiento están trabajando para la segunda fase del paseo de San Blas y en la reparación del emisario. Domingo Ramos agradeció la colaboración de las consejerías de Planificación Territorial, de Cooperación Municipal así como al Consejo Insular de Aguas, que desde que se evidencio que había que actuar de emergencia se pusieron a trabajar conjuntamente con el Ayuntamiento.