X
enfusion live > santa cruz 2013

Una noche, diez batallas

   

Pinduca (i) y Jonathan León, durante la trifulca que se montó en el pesaje de ayer. | FRAN PALLERO
<
>
Pinduca (i) y Jonathan León, durante la trifulca que se montó en el pesaje de ayer. | FRAN PALLERO

JUAN S. SÁNCHEZ | Santa Cruz de Tenerife

Tenerife volverá a ser esta tarde noche la gran capital de los deportes de contacto a nivel mundial. El Palacio Municipal de los Deportes de Santa Cruz acogerá una espectacular edición de uno de los grandes eventos de estas especialidades, el Enfusion Live, con un cartel atractivo en el que hay diez combates de diferentes modalidades, con dos campeonatos mundiales añadidos a un evento del que se ha caido el holandés Andy Souwer, que no será el rival del grancanario Máximo Suárez.

Según el organizador del evento, Javier Rolo, el fajador holandés, uno de los mejores del mundo libra por libra en la actualidad y dos veces ganador del legendario cinturón del K1 Max, no se encontraba en buenas condiciones físicas para poder pelear frente al gladiador grancanario. Otras versiones apuntan a que no se pudo garantizar la cuantía de su bolsa.

Lo cierto es que Souwer estará en el recinto deportivo capitalino, pero no subirá al ring, estará en la esquina del joven Josh Jauncy, el rival del catalán David Calvo Currito. Sin el gran reclamo de Souwer sobre el cuadrilátero el evento centrará la mayoría de su atención en la disputa de los dos campeonatos mundiales en los que hay representantes tinerfeños en liza. Jonay Risco peleará con el portugués Arnaldo Silva por el cinturón del peso medio (-72 kilos) versión WFCA en un combate que, en principio, se presenta muy duro para el fajador del Star Gym.

Risco, consciente de ello, ya declaró que su rival de esta noche es un hombre al que “le gusta la guerra” y que su trabajo previo a la pelea se ha basado en anular la fortaleza de las manos de un Silva que llega confiado en sumar un nuevo título universal a su ilustrado palmarés.

Esta será la primera oportunidad para hacerse con un cinturón mundial que tendrá Risco en su carrera, pero la experiencia no le será extraña a Moisés Ruibal. El púgil gallego afincado en Tenerife desde hace muchos años se verá las caras con Wendell Roche por el Campeonato del Mundo Enfusion en menos de 90 kilos de peso.

Ruibal, que realizó el periodo de preparación para este combate bajo la supervisión de uno de los grandes gurús del kickboxing mundial, el holandés Lucien Carbin, sólo espera que se repita el mismo desenlace de su primera pelea con un título mundial en juego, el que ganó por nocaut al turco Gemici en 2008.

“Me da igual quién sea el rival”, dijo Moisés en referencia al cambio por la lesión del que iba a ser su oponente, el checo Jiri Zak. “Lo único que quiero es subir al ring, darlo todo y bajarme con el cinturón en mi poder”, señaló esta semana el bravo fajador gallego que en sus últimas comparecencias, ante Amir Zeyada y ante Tadej Toplak ha evidenciado una sustancial mejoría en su rendimiento.

DUOLI CHEN POR SOUWER
La ausencia sobre el ring del pabellón capitalino de Andy Souwer será cubierta por el campeón del K1 de China, Duoli Chen, un fajedor invicto que también ha trabajado a las órdenes de Lucien Carbin y que será el rival que se mida a Máximo Suárez. Sin alcanzar el nivel de Souwer, Chen es una garantía de espectáculo por la valentía, la fortaleza y la técnica que ha puesto siempre en liza en su carrera deportiva. No será un rival fácil para el Gladiador.

Abraham Roqueñi, considerado por muchos como el mejor kickboxer español de la historia, también estará en la gala para enfrentarse a la gran sensación tinerfeña de 2012, Elam Ngor, que sigue dando pasos firmes hacia lo más alto.
A última hora se cerró también el combate entre Carlos Araya y Andrés Martínez Niño Foca.