X
sociedad>

Piden un santuario de tiburones en Canarias para evitar “brutal explotación”

   

EFE | Santa Cruz de Tenerife

La organización ecologista EcoOcéanos pedirá una reunión con el presidente regional, Paulino Rivero, para solicitarle que se cree en Canarias un santuario de tiburones y rayas reconocido a nivel mundial, pues son fundamentales para el mar y sin embargo, sufren una brutal explotación.

EcoOcéanos afirma en un comunicado que no existe grupo animal más vilipendiado y maltratado por el ser humano que los tiburones, pese a que son fundamentales para la buena salud de los océanos y a diferencia de la inmensa mayoría de peces óseos, su reproducción es muy escasa.

La brutal explotación comercial a la que están siendo sometidos los tiburones puede acarrear graves problemas futuros de muy difícil cuantificación en la conservación de la biodiversidad marina, indica la organización ecologista.

Por ello subraya la importancia de que ni Tenerife ni Canarias entren en el mapa mundial de los lugares donde se permite “esta vergüenza para la humanidad”, en alusión a una posible instalación de una industria de secadero de aletas de tiburón, que ha sido rechazada por el Ejecutivo regional.

Sin embargo, advierte también de que en las islas hay una disminución drástica de los tiburones y ejemplo de ello son los cazones, especie relativamente frecuente hasta hace pocas décadas y que ha visto muy mermadas sus poblaciones debido a la demanda para su consumo, básicamente en forma de “tollos”.

Otro ejemplo dramático en Canarias son los angelotes, una especie al borde de la desaparición a nivel mundial, y curiosamente entre las pocas poblaciones que se encuentran aún en condiciones aceptables está la de las islas, añade.

Sin embargo, es muy fácil encontrar en internet como se pesca por parte de deportivos sin problema alguno, alerta EcoOceános, que asegura que se existiese alguna especie en Canarias en la situación del angelote, por ejemplo una rapaz, se estaría invirtiendo enormes cantidades de dinero para su conservación.

Pero el angelote ni tan siquiera tiene protección alguna en los catálogos estatal o canario de especies amenazadas, lamenta.

Este ejemplo es clara muestra de la desidia e incluso persecución a la que son sometidos los tiburones, asegura la organización ecologista, que precisa que hay estudios que avalan su enorme importancia económica cuando se relacionan estas especies con el buceo.

Canarias, con la suficiente voluntad política, podría convertirse en un lugar importante a nivel mundial para la observación de tiburones y rayas por parte de buceadores, subraya EcoOceános.