X
Pretemporada CD Tenerife >

Pocas conclusiones

   

CD TENERIFE VS MENSAJERO CERVERA

El técnico observa el desarrollo del partido disputado en el Rosendo Hernández. / DEPORPRESS

DEPORPRESS | Santa Cruz de La Palma

Tras disputarse el primer amistoso de la precampaña, Cervera razonó que no había extraído demasiadas conclusiones del duelo ante el Mensajero, pues “los que jugaron están muy cargados físicamente”. Eso sí, explicó que “atrás no hemos pasado demasiados apuros, que eso es importante. Arriba le falta chispa a la gente que tiene que definir y buscar un poco de superioridad”, dijo.

El preparador acepta con agrado la disputa de estos encuentros, pues, aparte de no entrenar, que a los jugadores les cansa, sirven para “ir viendo cositas poco a poco. El año pasado la pretemporada fue buena y este año esperamos que vaya a más. Ahora hay que trabajar, jugar partidos, hacer pruebas y llegar en condiciones al primer partido de liga”, declaró.

Eso sí, reconoció que se sintió condicionado a la hora de confeccionar el once titular por la falta de refuerzos, en especial de un lateral zurdo. “Tenemos un problema importante con esto”, admitió. “Hemos intentado modificar para hacer una línea de cuatro hombres coherente. El puesto no era ni Jairo ni Raúl, pero lo importante, más que ganar o perder, es mantener una línea, porque en estos partidos lo que haces sobre todo son cosas que no puedes hacer en partidos donde compites. Queríamos atrás ser fiables y que luego arriba, cuando estemos finos, creemos peligro”, aclaró.

También se le cuestionó sobre la presencia masiva de canteranos en el primer once de la pretemporada. Afirmó al respecto que estos detalles no los tiene en cuenta. “Se tiene la necesidad de diferenciar a los canteranos de los demás, pero yo no distingo eso. Son uno más, han estrado aquí. Unos días juegan y lo hacen mejor. Otros días peor…pero no hay nada más que valorar. Todos han venido bien y el comportamiento, que es lo que buscamos, todos al mismo nivel”, concluyó.

Rivero: “Estuvimos ordenados”

Fabián Rivero, entrenador del Mensajero, salió satisfecho del Rosendo Hernández, pues encontró más cosas positivas que negativas en su equipo. “La conclusiones son positivas. No se ha lesionado nadie y creo que hemos hecho un buen partido ante un rival de superior categoría”, dijo el entrenador tinerfeño, quien reconoció que “se trataba de empezar a coger ritmo de partidos. Hemos estado ordenados. Ellos son un equipo que tienen un mayor ritmo, dinamismo por la calidad que tienen y se trataba de ponérselo difícil”. Respecto al regreso al fútbol profesional del cuadro blanquiazul, Rivero entiende que “tienen un buen vestuario para intentar conseguir los objetivos. Es un año nuevo para ellos, la vuelta a la LFP y todos confiamos en que tengamos paciencia y que el club mantenga la categoría”, deseó.