X
EL FIELATO >

Poetas – Por José David Santos

   

“Debajo de las multiplicaciones hay una gota de sangre”. Cita así Juan Diego Botto en su libro Invisibles al poeta granadino Federico García Lorca. Y lo hace para apuntar cómo la poesía, a través de un solo verso, puede plasmar lo cruel que es el mundo que nos rodea. Y sí, debajo de todas las grandes decisiones, de los mercados, de los cambios de leyes, de los sistemas que nos regulan la vida, hay gotas de sangre que pertenecen a seres que permanecen en el anonimato y que son eso, gotas, en medio de un océano, pero que ejemplifican muy bien lo que de verdad está sucediendo. Si se modifica una ley sobre inmigración, eso, cual efecto mariposa a la inversa, afecta a miles de personas y se suceden en cadena historias de dolor y desgarro por no poder acceder a un trabajo en condiciones, por no poseer esa ansiada tarjeta sanitaria que trate una enfermedad o, simplemente, por no tener la esperanza -quizá la desnudez vital más absoluta es no tener esperanzas- de una vida no ya mejor, sino digna. No soy de los que aboga por el derribo a golpes, pero entiendo a los desesperados que no ven otra salida. Y es que en medio de esta especie de circo de cuatro pistas en el que la crisis y la corrupción se hacen protagonistas, hay miles de ciudadanos que ven recortados sus derechos no solo por imperativo legal, sino por uno más silencioso, pero más inmisericorde, como es el imperativo económico. Insisto -si alguien sigue este fielato lo apreciará- en que una de las bases para cambiarlo todo es la educación y la cultura. Una sociedad formada y culta (y no me refiero solo a conocimientos, sino a valores y actitudes) es más libre y capaz de progresar; eso es algo que nadie pone en duda, pero que nadie se toma en serio. Una de las consecuencias de la debacle financiera es el tsunami que está arrasando al cine, la investigación científica, el teatro, las artes plásticas, la filosofía, la universidad… o la poesía. Y es que a veces, solo un poeta, con sus metáforas, sus contradicciones y ensoñaciones, es capaz de trazar en una línea lo que nos está ocurriendo, hacernos ver la realidad y ser conscientes de todas esas gotas de sangre que se están perdiendo bajo nuestros pies.

@DavidSantos74" href="http://twitter.com/DavidSantos74" target="_blank">@DavidSantos74