X
SANTA CRUZ >

El PP critica el entorno delimitado para el BIC del García Sanabria

   

PARQUE GARCIA SANABRIA

El parque es uno de los lugares más representativos de la ciudad. / DA

YAZMINA ROZAS | Santa Cruz de Tenerife

La concejal del PP en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife Ana Zurita valoró el anuncio que hizo la pasada semana el Cabildo de Tenerife de incoar el expediente de declaración de bien de interés cultural (BIC), con la categoría de jardín histórico, a favor del parque García Sanabria. Sin embargo, señaló que, a su juicio, no le parece “correcto” el entorno de protección delimitado que propone el expediente, y que se ciñe a las fachadas de los inmuebles orientados hacia el parque en las calles Numancia, Méndez Núñez y José Naveiras.

“A lo mejor está bien que el parque tenga su protección y que se limiten las actuaciones que se realicen allí, pero lo que veo un poco peligroso es el entorno de protección que se ha delimitado, que son todos los laterales del parque”, afirmó Zurita. Explicó que esta delimitación supone unas “connotaciones legales y jurídicas” para las edificaciones del entorno, que tendrán más complicado conseguir las licencias para realizar actuaciones en sus fachadas.

Zurita apuntó que muchos de estos inmuebles “ya están catalogados y tienen sus parámetros de intervención por el Plan General de Ordenación vigente”, pero que, además, el BIC del barrio de Los Hoteles afecta a algunos de ellos. “Y ahora va a recaer otra nueva protección que va a implicar que no se pueda dar ninguna licencia sin la autorización del Cabildo, y la declaración BIC las retrasará mucho más porque al incoar un expediente se tiene la misma protección que como si ya estuviera resuelto”, explicó.

Por ello, la concejal del Partido Popular indicó que estas delimitaciones “deberían acompañarse de unas medidas exprés para que esas edificaciones puedan obtener las licencias en un corto plazo de tiempo, cosa que no está ocurriendo en la actualidad”. “Creo que esto va a suponer un freno más al desarrollo económico de la ciudad y a la rehabilitación, y más con la apuesta que hay ahora mismo de dinamizar e sector de la construcción a través de la rehabilitación”, añadió.

IMPACTOS VISUALES

El texto del anuncio del Cabildo para incoar el expediente de declaración de bien de interés cultural del parque García Sanabria explica que “el establecimiento de un entorno de protección, cuyo límite se ajusta a las fachadas orientadas al parque, obedece a la necesidad de ejercer una labor de control respecto a las obras y transformaciones que puedan sufrir dichos inmuebles y que podrían generar impactos visuales al BIC o generar afecciones de tipo estético, que pueden distorsionar la imagen del parque”.

PARQUE GARCIA SANABRIA

El Cabildo destaca su ambiente exuberante. / DA

UN ESPACIO URBANO EMBLEMÁTICO

El Cabildo de Tenerife argumenta en el expediente para incoar el parque García Sanabria que este constituye uno de los espacios urbanos “emblemáticos” de la ciudad de Santa Cruz de Tenerife, “no solo por sus valores históricos -relacionado con los fundamentos para su construcción y por el papel desempeñado como lugar de ocio para la población santacrucera-, sino ambientales, botánicos y artísticos”. El expediente continúa explicando que sobresale por el “importante patrimonio vegetal” que caracteriza al recinto, en el que conviven especies autóctonas y exóticas, configurando un “ambiente exuberante y de elevada calidad ambiental” en el centro del casco urbano.

El parque García Sanabria constituyó uno de los anhelos de la burguesía santacrucera para el área de residencia de sus grupos privilegiados, respondiendo a su necesidad de zonas ajardinadas, combinadas con fuentes y esculturas, para trasladar una naturaleza domesticada a su mundo urbano para su goce y disfrute. En 1922 la recién creada Comisión Ciudadana Pro-Parque procede a recaudar fondos para la adquisición de los terrenos donde se ubicaría el parque, logrando por suscripción popular suficientes recursos para acceder a los primeros solares. Por iniciativa del alcalde Santiago García Sanabria, en 1926 se promueve su construcción, ajustándose a los planos diseñados por la Casa Leyva y Cía. de Granada.