X
EL HIERRO > LXVIII BAJADA DE LA VIRGEN DE LOS REYES

Recogimiento religioso a la espera de la Bajada por todos los pueblos

   

Bajada virgen Hierro 2013 3

Un niño, emocionado, abraza a su madre, tras terminar el baile en la Cruz de los Reyes. / FRAN PALLERO

NORBERTO CHIJEB (ENVIADO ESPECIAL) | Valverde

Niños de 10 años o señoras octogenarias se estrenaron en esta Bajada de la Virgen de los Reyes que no distingue ni edades ni sexos, ni de creyentes o ateos.

Mairella y Naira, con apellidos tan herreños como Padrón o Armas, son ejemplo de una tradición secular que mantiene el pueblo herreño entre cada vez sus menos habitantes y en aquellos que tuvieron que emigrar por sequías, por ejemplo, como la ocurrida en 1741 que impulsó a un pueblo pequeño a hacer una de las fiestas más grandes de Canarias, en la que devotos y no devotos se esfuerzan por mantenerla y mejorarla si cabe cada cuatro años, aunque a algunos no les guste la masificación, por el celo de hacer más íntimo el sentimiento y el reencuentro cuatrienal.

Para aquellos más religiosos, hoy entramos en la semana grande, con la Madre Amada en el altar de la Iglesia de la Concepción rodeada de todos los santos patronos de los pueblos de la Isla.

Bajada virgen Hierro 2013 3

Mairella Padrón y Naira Armas, bailarinas de Isora. / FRAN PALLERO

El día 20 volverá a ensamblarse lo pagano con lo divino, con la considerada otra Bajada, cuando la Virgen comienza su peregrinación por los distintos pueblos y barrios de El Hierro, empezando por un largo recorrido por el Golfo, desde la costa hasta la cumbre, para proseguir por El Pinar y regresar de nuevo a Valverde para culminar La Subida a su santuario de La Dehesa, el 3 de agosto.