X
ENTRE NOSOTROS >

Reforma o ruptura – Por Juan Henríquez

   

Con el titular de hoy terminaba mi artículo de pacto de salvación de la pasada semana. Y me quiero reafirmar en la idea de que pedir la dimisión de Rajoy, y de su gobierno, incluida la del jefe de la oposición, Rubalcaba, no arregla el fondo de la cuestión. Es una convicción personal de la que no hay quien me saque. No diré, porque no me parece justo, que son tal para cual; ahora bien, sí puedo reconocer que tengo serias dificultades para encontrar las diferencias, sobre todo en materia económica, social (menos en sanidad y educación) y laboral. En los derechos civiles (matrimonios entre gais y lesbianas, aborto, eutanasia, etcétera), sí que hay discrepancias palpables.

De todas maneras, al hablar de reformas constitucionales y democráticas, lo planteo para no cerrarme ante una remota posibilidad de que los partidos políticos representados en el Congreso de los Diputados atiendan el clamor popular de la necesidad de ajustar los valores democráticos a los nuevos tiempos y exigencias sociales.

Sin embargo, mucho me temo que, siendo los actores de la política activa los culpables, y cómplices indirectos en cualquier caso, de las causas que producen el desapego y la desconfianza de la ciudadanía hacia la política, acepten reconducir unos privilegios fuera de la convergencia social, y muy alejados de los estragos que la crisis está produciendo en la inmensa mayoría de los ciudadanos.

Si tenemos en cuenta que aparentemente el pueblo parece resignado, corre la rumorología de que esto está a punto de estallar; es decir: ruptura. La idea que se tiene de la política y los representantes activos es que van a lo suyo, que su máxima preocupación es mantenerse en el poder conservando todos los privilegios que el cargo implica, y piensan con maldad que cualquier cambio o reforma perjudica ambos intereses: individuales y partidistas.

Llegados a este mismo punto límite, no tenemos otra salida que declararnos en insumisión social cívica, no violenta: ¡hostilidad social!