X
sanidad>

La reproducción asistida pública, sólo para estériles

   

J. L. CÁMARA / AGENCIAS | Santa Cruz de Tenerife / Madrid

No hay marcha atrás. El Ministerio de Sanidad anunció lo que ya era un secreto a voces, y dejó claro que ser “mujer estéril” será el requisito determinante para poder acceder a tratamientos de reproducción asistida en el sistema sanitario público. Así se acordó, pese a las críticas de comunidades autónomas como Canarias, en el Consejo Interterritorial de Salud, que presidió la ministra Ana Mato.

RECHAZO DE CANARIAS
La inclusión del requisito de esterilidad en la cartera de servicios básica común generó el rechazo no solo de regiones como Andalucía, País Vasco, Asturias y la propia Canarias, también de las asociaciones de homosexuales, al entender que deja fuera de la financiación pública a lesbianas y mujeres sin pareja que pueden ser fértiles pero que necesitan de estos tratamientos para poder ser madres. Al respecto, la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales anunció que recurrirá esta “exclusión”, que consideró “injusta, excluyente y discriminatoria”, y además “no promueve la maternidad y no está acorde con los principios de la Constitución”.

Los responsables del ministerio y los consejeros autonómicos aprobaron también la nueva cartera básica del Sistema Nacional de Salud en relación con varios ámbitos, como la reproducción asistida, según la cual, estos tratamientos se financiarán “por motivos terapéuticos o preventivos”. El acuerdo incluye como requisitos para recibir esta prestación, además de ser estéril, no tener más de 40 años en el caso de la mujer y de 55 para los hombres. Mato insistió en que “todas las mujeres con problemas de esterilidad tendrán acceso a la reproducción asistida”, pero no aclaró qué se entenderá por problemas de esterilidad. La duda sigue para las lesbianas y las heterosexuales sin pareja, aunque la ministra pareció cerrarles esa vía cuando afirmó -y así lo recogen diversos medios nacionales-: “La falta de varón no es un problema médico” y que “la financiación pública debe ser para la curación”.

Junto a esta polémica medida, el Consejo aprobó que todos los españoles de 50 a 69 años podrán hacerse gratuitamente una prueba cada dos años para detectar precozmente el cáncer de colon. Las UCI pediátricas estarán abiertas a los padres 24 horas y se unifican las mamografías cada dos años en mujeres de 50 a 69 años.