X
santa cruz>

Tavío apoya la aprobación del PGO de Santa Cruz de Tenerife pero lamenta su retraso “intencionado”

   

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

La portavoz del Partido Popular en Santa Cruz de Tenerife, Cristina Tavío, celebra la aprobación del Plan General (PGO) de la ciudad aunque lamenta el retraso “intencionado” que ha sufrido su tramitación.

En esa línea, advierte en una nota de que el nuevo planeamiento no podrá entrar en vigor “hasta que se subsanen los reparos de la Cotmac, que de forma inexplicable todavía siguen pendientes de resolver”.

“Este no es el Plan General del PP ni el mejor plan para Santa Cruz, pero celebramos su aprobación, porque la ciudad no puede seguir sin planeamiento y paralizada, en medio de un limbo jurídico y urbanístico en el que la sumió el pacto de CC y PSOE en el Ayuntamiento”, afirma.

La portavoz popular recuerda que la aprobación definitiva del documento se interrumpió en junio de 2011, con el “único objetivo” de facilitar el acuerdo entre ambos partidos para gobernar Santa Cruz “tras perder las elecciones”, y lamenta los “dos años perdidos” para sacar adelante un documento que básicamente es “el mismo que” dejó aprobado la anterior corporación, “pues la suspensión de áreas pudo haberse planteado desde el primer momento y a estas alturas ya estarían todas resueltas”.

“Comprendo que quienes antepusieron sus intereses personales y partidistas al interés general de Santa Cruz intenten justificar ahora su actuación de cualquier manera, pero lo cierto es que estamos ante un hecho lamentable que no debería repetirse nunca más, por el bien de la ciudad”, asegura.

Desde el inicio del actual mandato, hace dos años, los populares han insistido en la necesidad “imperiosa” de contar con un planeamiento en vigor, “porque sin una mínima seguridad jurídica resulta imposible reactivar la economía de la capital y generar empleo.

Tavío incide en que no se trata solo del sector de la construcción privada, sino también de infraestructuras públicas, de convenios de rehabilitación, de la recuperación de suelo para dotaciones en los barrios, de muchas licencias de actividad pendientes de autorizar, de legalizar las viviendas fuera de ordenación “y, sobre todo, de recuperar a los inversores que hace años dieron la espalda a la capital”.