X
LOS 88 MUNICIPIOS DE CANARIAS >

La Aldea – Por Ignacio González

   

La Aldea de San Nicolás es un municipio situado al oeste de la isla de Gran Canaria. La capital municipal se llama La Aldea de San Nicolás de Tolentino. El origen del nombre proviene del siglo XIV, cuando unos los mallorquines erigieron una ermita en honor a San Nicolás de Tolentino en la Cueva de El Roque. El punto más elevado del municipio es la montaña de Inagua, con más de 1.300 metros de altura. El 24 de octubre de 2005, el Cabildo Insular de Gran Canaria aprobó cambiar el antiguo nombre de San Nicolás de Tolentino al actual de La Aldea de San Nicolás. Los 8.431 habitantes se reparten entre los núcleos de Artejevez, Barranquillo Hondo, Casco, Castañeta, Cercadillos, El Albercón, El Cruce, El Hoyo, El Pinillo, El Polvorín, El Ribanzo, El Taharalillo, Jerez, La Cardonera, La Cruz, La Hoyita, La Ladera, La Playa, Ladera del Palomar, Las Marciegas, Las Tabladas, Lomo del Carmen, Los Cardones, Los Caserones, Los Espinos, Los Pasitos, Mederos, Molino de Agua, Molino de Viento, Tasarte, Tasartico y Tocodomán. La existencia en este lugar de un asentamiento aborigen, anterior a la llegada de los europeos, queda probada por el yacimiento arqueológico de Los Caserones y el túmulo funerario del Lomo de Caserones, en la Playa de La Aldea. En este yacimiento se encontró una importante colección de pintaderas e ídolos de barro y piedra que actualmente se conservan en el Museo Canario. Un recorrido por el casco antiguo nos permite admirar las casas de piedra y barro, de los siglos XVII y XVIII, la Casa del Balcón, primera casa del casco urbano, las Casas Blancas y la Casa del Corredor, en el barrio de Tocodomán. Otro punto de interés es el Museo Vivo, que escenifica la cultura y las tradiciones canarias. La trilla con animales, la elaboración de pan en un horno tradicional, el ordeñe de cabras, la degustación de leche con gofio o la elaboración del queso son algunas de las interesantes recreaciones que se ofrecen. Visitas obligadas son también a los cuatro molinos harineros de viento y de agua, a los hornos de cal y brea, y al alambique para la destilación de ron, que funcionó entre 1936 y 1958, en la Playa de La Aldea. Los entornos naturales del municipio son excepcionales y disponen de una variedad de rutas y senderos en los que se aprecia la belleza paisajística de la zona oeste de Gran Canaria. El 90% de estos parajes está protegido. El Parque Rural del Roque Nublo es el espacio protegido más extenso de Gran Canaria, que se divide entre los municipios de Tejeda, La Aldea de San Nicolás, Mogán, San Bartolomé de Tirajana, Artenara, San Mateo, Valleseco y Moya. En este espacio se halla el emblemático Roque Nublo, representativo de la isla de Gran Canaria. El Parque Natural de Tamadaba lo comparten los municipios de Agaete, Artenara y La Aldea de San Nicolás, y es una de las formaciones geológicas más antiguas de la isla. La Reserva Natural Integral de Inagua es un pinar que cubre el antiguo macizo del centro oeste de la isla, con unas perspectivas paisajísticas espectaculares. Se extiende por los municipios de La Aldea, Mogán y Tejeda, siendo una Zona de Protección Especial de Aves. Por último, la Reserva Natural de Güi Güi contiene especies vegetales endémicas y una avifauna marina singular. A lo largo de los 33 kilómetros de la costa, se intercalan playas de piedras y playas de arena. Destacan la Playa de La Aldea, la más visitada por estar situada en el pueblo, las Playas de Tasarte y Tasartico, y, muy especialmente, las playas de Güi Güi, de arena negra y de gran belleza, por el entorno que las rodea. San Nicolás festeja a su patrón el 10 de septiembre, con una romería y ofrenda en su honor. Al día siguiente, el 11 de septiembre, se celebra la popular fiesta del Charco, que revive la costumbre de los aborígenes canarios de embarbascar a los peces en los charcos costeros. En la desembocadura del barranco de La Aldea, se formó hace muchos años una gran charca que llamaron La Marciega, declarada BIC en 2008. En ella, los canarios pescaban, utilizando la técnica de narcotizar o embarbascar los peces con sabia de cardones y tabaibas. Una técnica que, más depurada, sigue utilizando algún conocido político aldeano para captar votos, con cierto éxito.

*PRESIDENTE FEDERAL DEL CCN, ABOGADO, ECONOMISTA, MBA, DIPUTADO EN EL PARLAMENTO DE CANARIAS. @ignaciogonsan" href="http://twitter.com/ignaciogonsan" target="_blank">@ignaciogonsan