X
líneas de más>

¡Aleluya! España redescubre Malvinas – Por Gerardo Daniel Settecase

   

Si la necesidad tiene cara de hereje, esta parece ser la estrategia de la diplomacia española luego de ser violentada, por enésima vez, su soberanía sobre las aguas del Peñón de Gibraltar, por lo que analiza la posibilidad de aunar esfuerzos con Argentina -que reclama la soberanía de islas Malvinas a Londres- contra el colonialismo británico, pese a sus conflictos bilaterales por Repsol, las Administradores de Pensión, Aerolíneas Argentinas, o Telefónica. Tras ser nuevamente avasallada, España busca dicha alianza con Argentina dentro del inoperante Comité de Descolonización de Naciones Unidas (ONU) ante un adversario común, lo que en buen romance significa que Moncloa acaba de redescubrir unas Malvinas a las que no prestó atención cuando, en 1833, Londres arrebató por la fuerza a los argentinos ese archipiélago que integraba el Virreinato del Río de la Plata -hoy mayoritariamente territorio de Argentina-; no acompañó a esta en sus reclamos de dos siglos y, durante la Guerra de Malvinas (1982) facilitó aguas del Peñón de Gibraltar, de la base de Rota de la OTAN y el tránsito por cielos españoles a fuerzas británicas para que pudieren llegar a la Isla Concepción y, desde allí, estas acabaran con la ocupación argentina de Malvinas.
¡Aleluya! España acaba de redescubrir Malvinas. Lástima que solo sea por interés propio y parte de una herejía mas, como la de todos los que por dos siglos han administrado España.
Ahora, quizás Moncloa acompañe a Buenos Aires -que también tiene cara de hereje y aceptará pese a sus quejas por el biodiésel, Repsol, o los subsidios agrícolas- ante el Consejo de Descolonización de la ONU, el Tribunal de la Haya, Bruselas y la propia FIFA, con la falsedad y necesidad del hereje al que en realidad Malvinas le importa un pimiento. Como el mismísimo Sahara Occidental.

gerardoctkc@gmail.com