X
tenerife >

El Cabildo pide al Gobierno canario “todas las competencias” en aguas

   

desaladora de Güímar

El consejero insular de Aguas insiste en la necesidad de los proyectos de desaladoras y depuradoras para el futuro de la Isla. / J. G.

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

A pesar de que el Gobierno central y el Ejecutivo canario firmaron en su momento un convenio para la ejecución de una serie de obras en materia hidráulica de interés general, para el periodo 2008-2012, ninguno de los proyectos previstos y aprobados para Tenerife se encuentra en funcionamiento, pese a la urgencia que tiene, según reconoce el consejero de Aguas del Cabildo de Tenerife, Jesús Morales. Con el objetivo de mejorar la agilidad en la ejecución de estas iniciativas, el Cabildo reclama al Gobierno canario la totalidad de las competencias en materia de Aguas. Para ello, el consejero responsable indicó a DIARIO DE AVISOS que llevará al próximo pleno de la Corporación insular una moción con el fin de instar a la Comunidad Autónoma a traspasar a los cabildos insulares las responsabilidades en este ámbito.

Morales explicó que cuando fueron transferidas las competencias en aguas desde el Ejecutivo canario a las corporaciones insulares, la única responsabilidad que no fue traspasada fue la relacionada con las obras de interés general. “Ahora que estamos con la redacción de la nueva ley de racionalización pedimos que se revise este asunto y que sean los cabildos quienes ejecuten estos proyectos, ya que nosotros tenemos el doble de personal en estos departamentos que el Gobierno canario”, indicó el consejero.

El responsable insular de Aguas aseguró que la gestión regional con respecto a las obras de interés general comprendidas en el periodo 2008-2012 ha sido “insatisfactoria”.

Retraso en infraestructuras

Morales se basa en que ninguno de estos proyectos ha sido culminado y, de hecho, solo se han empezado dos. Denuncia que se trata de infraestructuras clave y necesarias para la Isla, “y un convenio que debería estar culminado no está ni a la mitad de su ejecución”. “Somos conscientes de la realidad económica, pero aún así pensamos que sería mucho más ágil que los cabildos gestionáramos este tipos de proyectos”, insiste.

Morales explicó que de las iniciativas previstas en este acuerdo las dos depuradoras (Valle de Guerra y Valle de Güímar) acaban de comenzar su edificación y podrían estar en 2015 y las dos desaladoras, de Fonsalía y Granadilla de Abona, se retrasarán aún más tiempo.

A ello hay que sumar la ampliación de la depuradora de Santa Cruz, “un proyecto que tanto el Consejo Insular de Aguas como el Ayuntamiento lleva años reclamando dada su necesidad”. Esta iniciativa, según el consejero, aún no tiene fecha ni se conoce en qué condiciones se llevará a cabo por el Ejecutivo canario.