X

Cajasiete premia a más de 1.500 alumnos isleños

   

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

Por quinto año consecutivo, con la idea de apoyar e incentivar el estudio en la comunidad autónoma, Cajasiete lanzó su exitoso producto denominado Ingreso Sobresaliente. Los alumnos que podían optar al mismo fueron los que cursaron 1º y 2º Bachillerato, mayores de 18 años y los que estudiaron alguna carrera universitaria. También se incluyeron los ciclos formativos de Grado Superior de Formación Profesional. El límite de edad en todos los casos es de 26 años.

La mayoría de los centros del Archipiélago, tanto públicos como concertados y privados, dieron grandes facilidades para transmitir a los alumnos esta iniciativa. Las expectativas que se plantearon para esta edición se han superado con creces, tanto en nuevos clientes como en estudiantes con sobresalientes. En una primera fase, que finalizó el 30 de julio, donde entraban todos los alumnos de Bachillerato y FP, se han beneficiado más de 1.500 estudiantes de toda la comunidad autónoma.

Queda por cerrar la 2ª fase, en la que entrarán básicamente los universitarios que no habían recibido aún las notas finales. Cajasiete recordó ayer en una nota que desde el pasado 16 de agosto y hasta el 15 de octubre está abierto el plazo para el registro y entrega de las notas correspondientes a los alumnos universitarios que quieran optar a la campaña de este año.

El primer abono en las cuentas de los estudiantes y más importante por volumen se realizó ayer. El resto se hará efectivo en la segunda quincena de octubre. Cajasiete tiene entre sus objetivos devolver a la sociedad parte de los beneficios obtenidos en programas sociales de este tipo que sirvan para ayudar a crear una sociedad cada vez mejor formada y más competitiva en una clara apuesta de futuro.

La entidad quiere agradecer la alta participación en esta iniciativa, que premia con un abono en cuenta los “sobresalientes” obtenidos por los estudiantes en unos determinados niveles educativos y sujeto al cumplimiento de unas bases de participación. Y sobre todo, trasladar la felicitación a los miles de beneficiarios que ven recompensado, un año más, su gran esfuerzo académico.