X
política>

Comisiones plantea una reforma equilibrada de la Administración

   

D. N. M. | Santa Cruz de Tenerife

La reforma de las administraciones públicas canarias es una de las prioridades de la política económica para 2014 que Comisiones Obreras quiere consensuar con el Gobierno regional de la mano de la UGT. Así figura en un borrador sobre la articulación de un proceso de dialogo social con vistas a los presupuestos autonómicos del próximo año.

La propuesta sindical parte del doble criterio de no incrementar el número de parados y de no reducir los servicios que reciben los ciudadanos. En consecuencia, subraya CC.OO. en el mencionado documento interno, “la reducción del gasto público que pudiera producirse deberá obtenerse de la mejora en el reparto de competencias y en el aumento de la eficiencia de la gestión de los recursos”. A su juicio, “deberá destinarse a conseguir mayores niveles de eficiencia y de calidad en la prestación de servicios”.

Entre los ejes de actuación, Comisiones plantea que se prioricen “la formación profesional reglada y la cualificación del capital humano”. A tal fin, sugiere que se genere “un sistema que vincule las ayudas en determinadas edades y situaciones académicas a la continuidad de estudios de formación profesional reglada”. Igualmente, añade, “habría que establecer programas sectoriales que vayan incorporando conocimiento, competencias y capacidades nuevas a los trabajadores y trabajadoras de los sectores implicados”.

A modo de ejemplo, CC.OO. se refiere a la cualificación relacionada con la rehabilitación y la nueva concepción de habitabilidad y eficiencia energética en lo que respecta a los profesionales de la construcción.

De hecho, el informe aborda la rehabilitación y la actualización del mobiliario urbano, a través de la inversión pública, y un impulso a “la pequeña obra ligada a la accesibilidad de los espacios colectivos, la eficiencia energética de los edificios públicos y los espacios colindantes con los establecimientos hoteleros sometidos a rehabilitación”.

En este apartado, se incluye la recuperación de las medianías para fomentar el empleo en el sector rural, con una “política racional” de cuidado de la corona forestal y del paisaje agrario.
En el capítulo de ingresos, los expertos de CC.OO. consideran fundamental revisar las exenciones fiscales y la imposición fiscal sobre sucesiones y transmisiones de patrimonio. Junto a ello, propugna que se dote de medios y coordinación la lucha contra la economía sumergida, el empleo irregular y el fraude fiscal.

Fijar un tope del déficit público en torno al 2%, que “siendo un límite razonable de diferencia entre los ingresos y los gastos previstos”, permitiría, a su entender, “un margen de actuación sensato frente a la necesidad de protección social y de incentivar la economía” canaria.
El Consejo de Política Fiscal y Financiera ha definido un déficit del 1% para 2014.