X
banca >

Condenan a Bankia a devolver 200.000 euros a un cliente de subordinadas

   

EUROPA PRESS | Valencia

El juzgado de Primera Instancia número 11 de Valencia ha condenado a Bankia a devolver 200.000 euros a un cliente de 66 años que compró en el año 2006 obligaciones subordinadas sin recibir por parte de la entidad información clara y precisa del producto, según consta en una sentencia facilitada por el Col·lectiu Ronda.

El cliente, agricultor de Castellón, contrató con Bankia en octubre de 2006 un depósito y administración de valores, y emitió una orden de adquisición de obligaciones subordinadas por importe de 200.000 euros, “sin información ni válido consentimiento”, pues pensaba que adquiría un depósito a plazo fijo, sin riesgo y recuperable en cualquier momento, tal y como expuso el letrado del cliente. Sin embargo, cuando el hombre quiso disponer de parte del capital, en concreto, de 6.000 euros para hacer un viaje, se le informó de que el dinero no era recuperable hasta el año 2022.

Ante esta situación, el cliente presentó una demanda contra el banco al entender que al tratarse de un producto complejo y de riesgo, éste incumplió con el preceptivo deber de información, y recomendó un producto inadecuado para el perfil conservador y no inversor del cliente. Frente a esta demanda, el banco se opuso y alegó caducidad de la acción, por haberse firmado el contrato de subordinadas en el año 2006.