X
MALDITO PARNÉ >

El currículum del político – Por María Fresno

   

Quedan dos años para las próximas elecciones autonómicas, y aunque seguimos ahogados en una crisis sin precedentes, ya se comienza a hablar de candidatos. Desde el PSOE ya hay muchos que están asomando la cabeza para decir aquí estoy yo después de los pésimos resultados de los últimos comicios. Gustavo Matos o Patricia Hernández ya se han inscrito en la lista. En Coalición Canaria (CC), como cada cuatro años, ya se están afilando las cuchillas entre los que quieren ocupar el sillón (que por cierto tienen en propiedad) y los que no se quieren marchar. Un debate, por cierto, que no dudan en trasladar a los medios de comunicación. Y en el Partido Popular (PP) también están haciendo lo propio. José Manuel Soria, que ganó las elecciones en 2011, pero que tuvo que marcharse a Madrid a ser ministro porque el pacto CC-PSOE no le permitió ser presidente, es la única baza que tienen los populares en Canarias, aunque no creo que la política que está realizando el PP a nivel nacional ayude. En 2015 lo tendrá bastante más difícil. Aún así, parece que al ministro canario le ha gustado eso de estar en Madrid, sobre todo por lo que le toca las narices a quien le quitó la presidencia de Canarias (Paulino Rivero) y porque sabe que la única opción de llegar a la presidencia del Gobierno, dado el actual sistema electoral canario, es un pacto que tendría difícil apoyo. Por eso, está lanzando rumores de que le gustaría marcharse más lejos, a Europa donde la sola idea de que maneje los fondos europeos que podrían venir a Canarias me pone los pelos de gallina. Pero más aún me pone los pelos de punta que a todos estos políticos no se les caiga la cara de vergüenza cuando hablan de ocupar puestos y cargos a sabiendas de que hay 290.000 canarios que no pueden hablar de este asunto porque no hay empleo que ocupar. El político ha perdido credibilidad en la calle y no solo por la corrupción, que siempre ha existido, sino porque se han mostrado incapaces de solucionar el mayor problema que tiene en estos momentos el Archipiélago: el paro. Cuando en una empresa, el gerente no cumple con los resultados previstos, se va a la calle. En política esto no ocurre. Estamos rodeados de políticos absolutamente incompetentes que utilizan la política como forma de vida, cuando es un servicio público. No saben hacer otra cosa. Debería ser obligatorio tener unos requisitos determinados para acceder a la política; no debería valer solamente tener una carrera (algunos ni eso) y haber estado 10 años militando en un determinado partido político. Pero claro, estos requisitos tendrían que ser elaborados por los propios políticos, al igual que cambiar el sistema electoral canario. Por eso no se ha cambiado la Ley. Y por eso tendremos que seguir viendo las mismas caras.

@MariaFresno72" target="_blank">@MariaFresno72 | www.mfresno.blogspot.com