X
adeje >

Del salón de plenos a la playa

   

Sergio Daniel Chopusian de concejal de Adeje

Sergio Daniel Chopusian, exconcejal de Coalición Canaria de Adeje, recorre a diario dos playas en busca de metales de valor. | M. G

MARÍA GONZÁLEZ | Adeje

Ha llovido mucho desde que Sergio Daniel Chopusian se sentaba en la mesa de plenos del Ayuntamiento de Adeje como concejal del grupo municipal de Coalición Canaria. Desde hace tres años, Chopusian ha cambiado el alboroto de las reuniones municipales por la paz que brinda el sonido de las olas, y es que el exconcejal ha encontrado la solución al aburrimiento que provocan tres años en paro.

La máquina detectora de metales es ahora su fiel compañera y la que le ha ayudado a superar días infinitos de aburrimiento en casa. Con ella se recorre a diario dos playas del sur de la Isla buscando objetos olvidados por los cientos de bañistas que las frecuentan.

LLega a las seis de la mañana y hasta las diez comparte playa con otros tantos buscadores de fortuna que sueñan con encontrar su tesoro enterrado. A las diez es hora de volver a casa: “En ese momento comienza a llegar la gente y no me gusta molestar a los turistas, al fin y al cabo vivimos de ellos”, explicó Chopusian en la playa de El Duque, que le tocaba rastrear ayer.

Este uruguayo, vecino de Adeje y asentado en el municipio desde hace 12 años, comenzó como un hobby a buscar metales, pero se ha convertido en una rutina diaria, ya que, como cualquier trabajador, también tiene su horario, y a las siete de la tarde vuelve a la faena en una playa diferente que suele recorrer hasta las diez de la noche. “Estoy ocho horas por que me despeja y me divierte, pero a veces salen los garbanzos”, bromeó.

Suele recaudar de ocho a diez euros cada día, aunque, según afirma, ahora hay mucha más gente que se dedica a esto y las cantidades no son iguales que antaño. Durante el período estival, Chopusian tiene que compartir la playa con numerosas personas que se dedican a lo mismo, incluso los turistas llegan al litoral con su máquina buscafortunas. “En Las Vistas operaba un belga durante 20 días y aquí en la playa de El Duque, actualmente hay una francesa, que se encuentra de vacaciones”, explicó Chopusian, quien contó que de madrugada suelen encontrarse muchas más cosas, sobre todo móviles en la playa de Troya, razón por la cual aumenta el número de personas que intentan localizar estos objetos. El premio más frecuente son las monedas, aunque los desperdicios y la basura están a la orden de el día. “Se podría decir que además de recoger metales limpiamos la playa. La gente es muy sucia y no cuida el mar y la arena”.

Colecciones

Además de los hallazgos en metálico, este exconcejal adejero colecciona cientos de objetos de valor como pueden ser anillos de oro, plata y un sinfín de crucifijos: “Debo tener como 50”. Jamás compra un mechero y en gafas de sol está a la última. “Tengo todos los modelos y todas las marcas”, dijo en tono bromista. El día que recuerda con mayor alegría fue después de una tormenta en la playa de Las Vistas, cuando gracias a su máquina pudo hallar más de 85 euros y cuatro alianzas de oro, que luego vendió a muy buen precio, aunque no siempre se desentierran tan buenos premios, ya que tras las fiestas o eventos entre la arena el hallazgo más común es la basura. Las latas, uno de los elementos más frecuentes, dificultan mucho la búsqueda de objetos de valor, aunque gracias al complejo funcionamiento del aparato, que se asemeja al de un ordenador, se puede distinguir entre los diferentes tipos de metales y “se hace más llevadera la localización”.

Todo empezó cuando este ciudadano de Adeje cambió su rutina de trabajo en el Ayuntamiento por los aburridos días en casa a causa del paro. Fue entonces cuando el desgaste físico y mental empezó a hacer mella en su vida. Los paseos en la playa aliviaban el malestar y tras varios días observando a los aficionados decidió hacerse con una X Terra Minelab, por la que pagó mil euros, pero le ha traído muchas alegrías y horas de desconexión en la orilla del mar de el sur de Tenerife.