X
cd tenerife> el reportaje

Desmontando Anduva

   

Anduva

El estadio de Anduva, construido en los años 50 del pasado siglo, tiene capacidad para alrededor de 6.500 espectadores. | DA

JOSÉ ANTONIO FELIPE | Santa Cruz de Tenerife

Con el público muy cerca, pequeño en cuanto a dimensiones, hostil para el rival… Anduva es un estadio peculiar, con sabor añejo y un gran aliado del CD Mirandés. Resultó vital para que los rojinegros lograran la permanencia el curso pasado pero: ¿Realmente es exacto todo lo que conocemos de ese campo?

Medidas pequeñas
A pesar de lo que pueda parecer, posiblemente por lo cercano de las gradas, el terreno de juego, de 105×69 metros, no es, ni mucho menos, de los más pequeños de la categoría.

Por ejemplo, el Heliodoro Rodríguez López, solo tiene dos metros más de largo y uno más de ancho que el verde de Anduva. Estadios como El Molinón, La Romareda o El Iberostar Estadio son más pequeños que Anduva en cuanto a las dimensiones del terreno de juego.

Inexpugnable
Anduva es un feudo prácticamente inexpugnable para los conjuntos que lo visitan. Los castellanos recibieron el curso pasado en su estadio 17 de los 51 goles que encajaron a lo largo de todo el curso y cinco de ellos fueron hechos por el Villarreal, que luego ascendería.

Hasta doce equipos se quedaron sin poder marcar en Anduva aunque, eso sí, once consiguieron llevarse puntos. Solo seis conjuntos consiguieron la victoria en Miranda de Ebro.

Los números en Segunda B, justo un año antes, fueron espectaculares, cediendo únicamente una derrota en un estadio acostumbrado a llenarse cada domingo.

Presión ambiental
Es cierto que el público de Anduva está muy cerca del terreno de juego, tanto que extraña que la Liga de Fútbol Profesional permita jugar allí encuentros de Segunda División. Aunque nunca se ha registrado ningún incidente importante, los colegiados y el equipo rival sienten al público tan encima que la distancia que separa la línea de cal a la grada no llega a ser superior a un metro.
Con algo más de 6.000 espectadores como capacidad máxima, el factor ambiental es más por esa cercanía al jugador que por el número de público.

En principio, Anduva tendrá que ser remodelado de cara a próximas temporadas, aunque desde el CD Mirandés se espera poder prorrogar el actual estado del estadio.

Solo con fútbol directo
A pesar de lo que pueda parecer, los burgaleses intentan este año tener un estilo más combinativo. En Segunda B, cuando lograron cuajar una histórica participación en Copa, el Mirandés sí reflejaba las características de un típico equipo del norte peninsular, de mucha garra y fuerza en el centro del campo, pero, por ejemplo, la llegada de Iriome, en el que hay puestas muchas esperanzas en Miranda, ha posibilitado que Gonzalo Arconada, desde la solidez defensiva, pueda tratar de manejar de otra forma la posesión del balón en campo ofensivo.