X
sucesos>

Once detenidos por robar 20.000 metros de cable de cobre en cinco provincias

   

EFE | Palencia

La Guardia Civil ha detenido a once personas e imputado a otras nueve por sustraer más de 20.000 metros de cable de cobre en 24 robos en polígonos industriales, líneas de ferrocarril, alumbrado publico, fábricas y depuradoras de Palencia, Valladolid, Segovia, Madrid, Toledo y Albacete.

Mediante la ‘operación Budapal’, desarrollada en la provincia de Palencia, los agentes han desmantelado una organización supuestamente dedicada al robo de cobre, entre otros materiales, con un valor de lo sustraído que se calcula en más de 525.000 euros, según ha informado la Guardia Civil.

La operación se inició en octubre de 2012 a raíz de un robo con fuerza cometido en una empresa situada en el término municipal de Magaz de Pisuerga (Palencia) y ha sido desarrollada por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Palencia.

La investigación incluyó un dispositivo de vigilancia a un grupo de personas que podían estar dedicándose a cometer este tipo de robos y dio como resultado en una primera fase la detención de cinco personas y la imputación de otras cinco en Valladolid.

Después se localizó en Madrid a un subgrupo de la organización que al parecer había cometido varios delitos de robo con fuerza en las cosas en una empresa de la localidad de Casarrubios del Monte (Toledo), por lo que fueron detenidas cuatro personas e imputadas otras cuatro.

Posteriormente, la Guardia Civil localizó en Valladolid a dos personas, el responsable y el propietario de una empresa de reciclajes de hierros y metales, ubicada en el término municipal de Santovenia de Pisuerga (Valladolid), que han sido detenidos como presuntos autores de un delito de receptación.

Los objetivos eran el cableado empleado en las obras del Alta Velocidad, la instalación eléctrica de empresas ubicadas en polígonos industriales y transformadores eléctricos, el alumbrado público y el interior de viviendas.

El valor de todo el material robado supera los 525.200 euros, al margen de los daños ocasionados durante los robos que se cifra en más de 20.000 euros.

En total se les imputan 24 delitos, uno de asociación ilícita cometido en Palencia, uno de receptación cometido en Valladolid, uno de desobediencia grave a agentes de la autoridad cometido en Navalcarnero, en Madrid, y 21 robos con fuerza.

Los robos con fuerza se han cometido en empresas del polígono industrial de Monte Boyal de Casarrubios del Monte (Toledo), de Chinchilla de Monte Aragón (Albacete), de Magaz de Pisuerga, Baños de Cerrato, Dueñas y Fuentes de Nava (Palencia), y de Cabezón de Pisuerga (Valladolid).

El resto de robos con fuerza se han cometido en la Línea de Alta Velocidad en Cabezón de Pisuerga (Valladolid) y Valverde del Majano (Segovia), donde los robos han consistido en total en casi 3.000 metros de cable por un valor de 87.000 euros.

Además, se han contabilizado numerosos robos con fuerza de alumbrado publico en las localidades vallisoletanas de Portillo, Viana de Cea, Pesquera de Duero, Cabezón de Pisuerga y Boecillo, en la depuradora de agua de Dueñas (Palencia) y en cuatro viviendas de Casarrubios del Monte (Toledo).

Los robos más cuantiosos se han producido en la Línea de Alta Velocidad en Valverde de Majano (Segovia) donde se han sustraído 1.080 metros de cable por valor de 67.000 euros, y en una empresa situada en Magaz de Pisuerga (Palencia) donde sustrajeron 2 vehículos, 3.780 metros de cable de cobre valorado en 80.000 euros, y varios juegos de aluminio y matrices de soldadura, valorados en 300.000 euros.