X
sucesos >

Detienen a los presuntos asesinos del tinerfeño secuestrado en México hace 18 meses

   

José Luis Crespo de las Casas padre del secuestrado en México

El empresario tinerfeño José Luis Crespo de las Casas en su despacho. | EFE

EFE | México

La policía del occidental estado mexicano de Nayarit detuvo recientemente a tres presuntos secuestradores y asesinos del empresario canario José Luis Crespo Llabres, de 36 años, desaparecido hace un año y medio, ha informado una fuente oficial.

El portavoz de la Fiscalía de Nayarit, Abisaí Barajas, dijo en una entrevista telefónica con Efe que los detenidos son María de Jesús González, quien fuera amiga de la víctima, y sus dos hermanos Emilio y Gamaliel Macareno Santiago, que supuestamente confesaron su participación en el suceso

En el secuestro participaron dos personas más, entre ellos el presunto líder de la célula delictiva, Luis Montalvo Lara, y un cómplice, Cristian López Bocanegra, quien se presume acabó con la vida del empresario, pero fallecieron en operativos policiales ajenos al caso.

Un implicado más, José Manuel Enríquez, ingresó de manera ilegal a Estados Unidos, por lo que se encuentra detenido en California y la Fiscalía de Nayarit ya inició los trámites para obtener su extradición a México, precisó Barajas.

“Los delitos por los que se persigue a esta persona son secuestro, delincuencia organizada y homicidio, y al igual que sus cómplices ahora detenidos, se solicita a un juez la pena máxima de 49 años de cárcel”, dijo.

José Luis Crespo de las Casas es originario de Santa Cruz de Tenerife y lleva 33 años afincado en México, con su empresa de fertilizantes naturales. Su secuestro se produjo el 4 de febrero de 2012 en el municipio de Tepic (Nayarit) cuando unas personas llegaron mientras se encontraba lavando su coche frente a su casa y se lo llevaron.

En ese entonces el padre del joven empresario, José Luis Crespo de las Casas, decidió no denunciar la desaparición de su hijo, pero cuando le enviaron una oreja acudió a un general de la zona militar de Tepic y también a la Fiscalía del estado, que le recomendaron pagar el rescate.

Acabó pagando 540.000 pesos (42.688 dólares) que depositó en un sitio que le indicaron los secuestradores junto a una carretera. Después lo llamaron por teléfono para citarlo en otro sitio en donde se llevaría a cabo la liberación de su hijo, lo que nunca ocurrió.

Desde entonces no se sabía nada del joven hasta ahora con la detención de los tres sospechosos, quienes revelaron que después de mantener varios días al joven español en la localidad de El Borbollón, municipio de Compostela, lo asesinaron.

No obstante, Barajas indicó que aún no se han localizado los restos de Crespo Llabres debido a que el presunto autor de su muerte es Cristian Guadalupe, que murió hace poco en un enfrentamiento con la policía municipal de Compostela tras haber asaltado una caseta de cobro en una carretera.

Tras la detención de los presuntos secuestradores y asesinos del joven, su padre, el también empresario José Luis Crespo de las Casas, agradeció hoy a la Fiscalía de Nayarit el trabajo realizado para dar con los sospechosos.

Narración de los hechos

Gracias a María Jesús González, que se había hecho amiga de Crespo por su afición a las motos, el 4 de febrero de 2012, el empresario fue sacado de su casa por un grupo de seis hombres armados y llevado a una vivienda cercana a su domicilio. Los secuestradores comenzaron a negociar el rescate con el padre que insistía en tener una prueba de vida. Al cuarto día le trasladaron al poblado de López Mateaos y López Bocanegra le cortó un trozo de oreja para enviársela al empresario con un mensaje y presionar así el pago.

El padre les pagó el rescate más de 30.000 euros pero los secuestradores no le devolvieron a su hijo, confesando tras su detención que asesinaron a su víctima tras recibir el dinero del rescate.