X
güímar >

“El agua de riego es de mala calidad y demasiado cara”

   

rueda de prensa calidad agua Valle de Güímar

Regantes y políticos dieron explicaciones ayer de las malas condiciones del agua en el Valle. | JAVIER GANIVET

NORBERTO CHIJEB | Güímar

“Municipios como Agüimes o Ingenio, en Gran Canaria, han demostrado que el agua de desalinizadoras es buena para la agricultura, por su calidad y precio, algo que nosotros no tenemos ahora en Güímar”, manifestó Roberto Rodríguez, uno de los agricultores presentes ayer en la rueda de prensa convocada por el Ayuntamiento de Güímar para dar detalles sobre las alegaciones presentadas al plan del Gobierno de Canarias 2014-2020 sobre agua de riego en donde no contempla ninguna actuación en el Valle de Güímar, otrora la gran despensa agraria de Tenerife y un manantial de galerías y pozos.

Galerías y pozos que hoy están en precaria situación, las primeras abandonas o con tajeas abiertas y los segundos porque la escasez de lluvia los está convirtiendo en salubre, según denunciaron ayer políticos y agricultores.

El Ayuntamiento de Güímar, según confirmó la alcaldesa, Carmen Luisa Castro, remitirá las alegaciones al Gobierno canario, con el objetivo de que se efectúen actuaciones 100% públicas, y que dentro de este plan se realicen las obras necesarias para poner en marcha la desalinizadora ubicada en el Polígono Industrial, que permitiría abastecer a la población del litoral y subir el agua a unos 200 metros. Asimismo, solicitan que se actualicen los datos que actualmente poseen en referencia a las captaciones de agua en el Valle, ejecutar infraestructuras hidráulicas y redes de distribución de agua de riego en la comarca de Agache.

“Aquí no existe excedente de agua; los pozos y galerías están por debajo del 50% de capacidad, y la calidad del agua debido a la salinidad cada vez es peor y a 60 céntimos el metro cúbico”, aseveró Roberto Rodríguez.

Loly González: “Sin agua no hay vida ni agricultura”

El Ayuntamiento de Güímar, en definitiva, solicitará a partir de ahora la intervención pública por parte de la Fecam, Cabildo de Tenerife y Gobierno de Canarias, para solventar las grandes dificultades hidráulicas por las que atraviesa la agricultura de Güímar, debido a la escasez de agua. “Sin agua no hay vida, y tampoco agricultura”, afirmó Loly Rodríguez.