X
adeje>

El Gobierno local permite que una tirolina cruce la Caldera del Rey

   

NICOLÁS DORTA | Adeje

El letargo que deja el calor de estos días presentó ayer un pleno extraordinario casi de trámite y sin apenas intervenciones, salvo alguna tensión entre el alcalde, José Miguel Rodríguez Fraga, y el líder de CC, Ricardo Moreno, que avivaron cuestiones del pasado. También fue una sesión con ausencias: faltó el PP en peso, el concejal no adscrito, Miguel Ángel Galindo, así como concejales de Coalición Canaria y del gobierno socialista.

En este clima, con los votos a favor del Gobierno y la abstención de Coalición Canaria, se aprobó modificar puntualmente las normas de conservación del Monumento Natural de la Caldera del Rey para permitir la instalación de una tirolina de más de kilómetro y medio que atraviese este paraje, según figura en el expediente. Se trata del primer paso para instalar esta oferta de ocio turística en el Sur a cargo de la empresa Fly Emotion, que ha encargado un proyecto cuyo coste puede superar los 1,3 millones de euros, explicó a este periódico el concejal de Urbanismo, José María Álvarez.

“Estamos dispuestos a permitir aquellas actividades que cumplan la normativa, no hagan daño al medio ambiente y contribuyan al desarrollo de Adeje, y pensamos que esta puede ser una buena oferta del ocio alternativa”, dijo el socialista.

La tirolina saldrá de Torviscas Alto a la zona de El Vallito y luego bajará en dirección al Siam Park, formando un triángulo y “sobrevolando” el paisaje de las plataneras y tabaibas existentes en esta Caldera del Rey. El concejal de Urbanismo añadió que la obra tardará unos tres meses en ejecutarse y espera que a principios de año todo esté listo para comenzar con esta actividad.

Igualmente el pleno aprobó una modificación puntual en el actual Plan General para el cambio de uso de dos parcelas ubicadas en la zona de El Duque, concretamente en el centro comercial Plaza del Duque y alrededores. En una parcela que actualmente está como equipamiento comercial pasaría a ser área de espacio libre (zona verde) mejorando la zona residencial y aumentando los espacios libres, según el gobierno. La otra de actual espacio libre pasaría a ser comercial, sumándose a las existentes y alrededores con las mismas condiciones urbanísticas.