X
egipto >

Hermanos Musulmanes convoca para este viernes una marcha de la ira de millones

   

EUROPA PRESS | El Cairo

Los Hermanos Musulmanes ha convocado una “marcha de la ira de millones” para después de los rezos de este viernes, en protesta por la fuerza empleada por las fuerzas de seguridad egipcias para desalojar las acampadas de apoyo al ex presidente Mohamed Mursi.

“A pesar del dolor y la pena por la pérdida de nuestros mártires, el último crimen de los golpistas ha aumentado nuestra determinación para acabar con ellos”, ha dicho el movimiento islamista en un comunicado.

Su portavoz Gehad El Haddad ha detallado a través de la red social Twitter que “las marchas antigolpe partirán de todas las mezquitas de El Cairo en dirección a la plaza Ramisis, después de los rezos, en un nuevo ‘viernes de la ira’”.

Los disturbios comenzaron a primera hora del pasado miércoles, cuando las fuerzas de seguridad iniciaron el desalojo de los principales campamentos pro Mursi en El Cairo, dando lugar a un fuerte enfrentamiento con los manifestantes islamistas que ha dejado cientos de fallecidos y heridos.

La violencia se extendió rápidamente a otras ciudades egipcias. En Menia, los choques entre uniformados e islamistas se han cobrado la vida de 41 personas, mientras que en Fayum han dejado 35 fallecidos, en Ismailia 15 y en Alejandría 10.

Las autoridades egipcias han informado de que al menos 525 personas murieron y más de 3.500 resultaron heridas en todo el país. Sin embargo, Hermanos Musulmanes ha asegurado, a través de El Haddad, que hay más de 4.500 fallecidos.

Además, de acuerdo con las cifras del Ministerio de Interior, un total de 534 personas han sido detenidas en relación a estos disturbios. Su titular, Mohamed Ibrahim, ha negado que haya ocho líderes de Hermanos Musulmanes entre los arrestados.

En este contexto, el Gobierno ha decretado el estado de emergencia en todo el país durante un mes y ha ordenado un toque de queda nocturno –de siete de la tarde a seis de la mañana– en once provincias, incluidas las principales ciudades, para tratar de contener la violencia.