X
arona >

Igara Renault echa el cierre

   

Igara Renault cierra

Los coches que quedan en el concesionario están abandonados. / N. D.

NICOLÁS DORTA | Arona

Los problemas económicos y de gestión han propiciado el cierre del que fuera uno de los concesionarios de coches más importantes del Sur, que llegó a tener a más de cien personas trabajando. Se trata de Igara Renault una gran nave situada a la altura de la autopista del Sur y del núcleo aronero de Guaza, cerrada hace algunas semanas, ahogada por las deudas y por una situación que no ha sido capaz de sostener.

El solar donde antes existían los coches de ocasión, se alquilaban y se reparaban a diario, ahora es un triste cementerio de vehículos desmontados. Solo algunos camiones descargan el material que aún queda en el interior. Nada de lo que antes había existe, ni el letrero de Igara Renault, ni el taller de reparaciones “renault minuto”, ni el gran expositor donde lucían los últimos modelos.

Poco a poco, este concesionario donde se compraban, alquilaban y reparaban vehículos de la marca francesa y de otras, fue despidiendo al personal hasta quedar la plantilla reducida a menos de la mitad. El año pasado el panorama no era muy alentador. Según publicó DIARIO DE AVISOS en febrero de 2012, los afectados llevaban ocho días de huelga por la falta de pago. Muchos aguantaron hasta el último día con la esperanza de que la empresa se recuperase, pero los nuevos inversores no pudieron hacer lo suficiente para reflotarla.

Y así todo ha ido desapareciendo hasta que la empresa, que igualmente tenía un concesionario en Santa Cruz, quebró. “Aquí han quedado debiendo dinero a mucha gente, que ha denunciado y está pendiente de que la Justicia lo resuelva”, comentó ayer uno de los afectados, antiguo trabajador de Igara Renault.

Cada vez se venden menos coches de fábrica y es que la crisis en el automóvil se ha notado. Las ventas han caído desde hace ya varios años y el usuario ha cambiado sus preferencias, proliferando los coches de segunda mano que cuelgan el cartel de “se vende”, incluso en la calle.