X
santa cruz >

José Ángel Martín: “Me gustaría ver el mamotreto derribado, por todo lo que simboliza”

   

José Ángel Martín, concejal de Urbanismo de Santa Cruz. | JAVIER GANIVET

José Ángel Martín, concejal de Urbanismo de Santa Cruz. | JAVIER GANIVET

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

El pacto suscrito con Coalición Canaria permitió al PSOE acceder al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y a José Ángel Martín pasar de ser uno de los principales detractores del Plan General de Ordenación (PGO) o de la venta del frente de playa de Las Teresitas, a convertirse en el concejal de Urbanismo. Un año después, asumió la primera tenencia de alcaldía. Resulta díficil hablar de futuro con Martín, sobre todo porque, como reconoce, se ha dedicado a solventar problemas del pasado. Cree que la entrada del PSOE ha permitido cambiar el rumbo del Ayuntamiento, donde el empleo y los asuntos sociales seguirán siendo las prioridades para los dos próximos años. Días después de que se aprobara el PGO, Martín hace balance de estos dos años de “especial dureza”.

-¿Cuál es su valoración de estos dos primeros años de mandato?

“Es la primera vez que el PSOE gobierna en Santa Cruz y eso por sí solo ya es bastante importante. Después, han sido dos años de especial dureza porque hemos ido encauzando todos los temas polémicos de años anteriores”.

-¿Qué temas son los que cree están ya encauzados?

“La primera decisión que tomamos al llegar al Ayuntamiento fue reclamar el dinero del frente de playa de Las Teresitas, algo que hasta ahora no se había hecho por la vía judicial. Y si hablamos del Plan General, por fin hemos desbloqueado casi 14 años de parálisis o conseguido cosas como que los vecinos de Las Huertas cuenten con un instrumento para su defensa que es el Ayuntamiento de Santa Cruz”.

-¿Qué otros hitos sumaría al desbloqueo del planeamiento?

“Entre los mayores logros está el incremento presupuestario que ha conseguido el IMAS, a pesar de que algunos intenten vender algo más negativo. Y en general podemos decir que todos los temas están caminando bajo una senda de participación ciudadana y de consenso”.

-¿Y qué cosas son las que no ha logrado aún sacar adelante?

“De las cosas que me gustaría resolver antes de irme es poder ver el mamotreto derribado, eso es una de las cosas que me gustaría, pero más por lo que simboliza que por otras cosas. Querría culminar el plan parcial de Las Teresitas dejando una playa pública, familiar, como siempre han defendido los socialistas, una playa de ciudad pero no invadida por edificaciones que estropeen o impacten en su fisonomía. Ese sería un colofón importante”.

-Cambiar la tendencia de 14 años debe ser díficil. ¿Es todo como se veía desde la oposición?

“Nosotros defendíamos que todo tiene su nivel de complejidad. Cuando decíamos que había que hacer un catálogo de viviendas en fuera de ordenación, sabíamos que no era fácil, que tenía una complejidad técnica. Una vez que entramos a gobernar tardamos seis meses en hacerlo pero lo hicimos y desbloqueamos el PGO. Si esto lo hubieran hecho otros gobiernos, posiblemente el plan hubiera estado aprobado mucho antes, con un alto grado de consenso, pero no quisieron hacerlo. Con Emmasa pedimos que se parara la privatización, porque no estábamos de acuerdo, porque se habían equivocado en el procedimiento. Aquí también tuvimos que solventar un problema que hubiera provocado una indemnización millonaria. Son ese tipo de cosas las que nosotros denunciábamos, sencillas de solucionar y que si se hubieran hecho, otro panorama pintaría en Santa Cruz, y, muy probablemente, tendríamos una ciudad más dinámica, menos castigada por el paro y sobre todo que hubiera sido vista como una ciudad jurídicamente segura”.

-Cosas en las que, desde distintos ámbitos, se acusa al PSOE de haber cambiado de opinión, como Emmasa o, incluso, el PGO…

“En el Plan General hoy nos felicitan los que ayer nos acusaban, eso significa que algo bien habremos hecho. La apuesta del PGO era arriesgada porque suponía tener grandes dosis de confianza en lo que estábamos haciendo y sobre todo porque suponía no utilizar determinados asuntos de manera partidista para hacer daño e intentar desacreditar a una determinada fuerza política”.

-¿Y con Emmasa?

“El compromiso que adquirimos en el pleno fue claro y firme y es que trabajaremos para recuperar la gestión pública del agua, pero no lo haremos a cualquier coste, ni de cualquier manera. Cualquiera que haga un cálculo de lo que nos hubiera costado reconocer que cometimos un error y no subsanarlo, sabe que hubiera supuesto para Sacyr el mayor negocio que hubiera hecho en Santa Cruz porque se va sin la inversión prometida, recuperando todo el dinero que le pagó a la ciudad y encima todo lo que tendríamos que pagar por lo que deja de ganar. La auditoría de gestión nos dará las herramientas para conseguir recuperar el servicio al menor coste posible, porque a coste cero es imposible”.

Martín asegura que en el Plan General hoy nos felicitan los que ayer nos criticaban”. | J.G.

Martín asegura que en el Plan General hoy nos felicitan los que ayer nos criticaban”. | J.G.

-A pesar de todas las justificaciones, resulta difícil ver al PSOE levantando la mano para votar a favor de que el agua siga privatizada…

“En Emmasa no hemos cambiado ni un punto, lo que ha cambiado son las circunstancias y eso creo que a nadie se les escapa. En 2005 votamos con total libertad, ahora no tenemos esa posibilidad porque hay un tercero con derechos adquiridos, que no es precisamente una hermanita de la caridad”.

-¿Cómo explica, más allá de las reglas que rigen un concurso público, que Sacyr se haya llevado las obras de San Andrés?

“Creo que hay que diferenciar y ser justo. Mi primera reacción fue tirarme las manos a la cabeza y dije ‘¡Dios mio! no podemos tener tan mala suerte’, pero lo cierto es que la ley manda y quien gana gana, yo no puedo organizar arbitrariamente la administración para que cuando no nos gusta el ganador no darle el concurso. También es verdad que Sacyr es una constructora que no sabe de agua y eso lo ha demostrado en Santa Cruz pero en lo suyo es buena y ha puesto operativa la obra con más de un mes de antelación. Al final estas cosas son difíciles de explicar pero mientras yo esté aquí, los concursos serán de quien los gane”.

-En el Parque Marítimo hay voces que también dicen que el PSOE cambió de opinión respecto a los eventos…

“El PSOE en la oposición defendió, con José Manuel Corrales como secretario general, que se hicieran eventos en las piscinas y que se recuperara la gestión pública porque así la recaudación repercutiría en las arcas municipales. Entendemos que el vecino quiere más seguridad a la hora de los ruidos y se la hemos dado. El cambio que se propone da seguridad jurídica para que todo el mundo conozca las reglas del juego. A lo mejor, lo que pasa es que hay algunos que están interesados en que todo siga de manera abstracta y difusa

-¿Pero no le parece que publicar y retirar tres veces la licitación de los locales del Parque Marítimo en el BOC genera desconfianza?

“No se han retirado tres veces, sino una sola vez, la primera quedaron desiertos. Es cierto que ahí nosotros teníamos que haber escuchado lo que nos estaban diciendo los empresarios y es que no había seguridad jurídica para invertir. El Ayuntamiento tenía que preparar un instrumento como es el planeamiento, que diera esa seguridad jurídica, y es lo que hemos hecho. Con los pliegos cometimos errores porque creíamos que sería bueno recibir un dinero para el Ayuntamiento a través de los arrendamientos, pero no ha podido ser, por nuestros errores, pero también porque el empresario no ha creído en la seguridad para invertir”.

-Una seguridad jurídica que los locales que Urbanismo ordenó cerrar aseguraron no tener y a los que parece que un juez les ha dado la razón…

“El juez no les ha dado nada, solo que suspende nuestra orden en cuanto en tanto no se entre en el fondo del asunto. Esperaremos a que lo haga y a ver qué nos dice”.

-Pero uno de los locales tiene una licencia en precario dada después del cierre. ¿Es así?

“No. El McDonald’s lo que tiene es una declaración responsable y ahora son nuestros técnicos los que tienen que ver si cumplen o no con los requisitos para estar ahí. Nosotros no hemos firmado ninguna licencia en precario. Este es un tema que se ha judicializado, como no podía ser de otra manera porque los empresarios tienen que defender su marca, su negocio. Es una situación que heredamos y que durante ocho años no se solventó”.

-Cuestiones como estas implican un fuerte desgaste político. ¿Qué ha supuesto para usted ser el segundo de a bordo de un Ayuntamiento como el de Santa Cruz?

“Este es un Consistorio muy complicado, con demasiados temas que durante demasiado tiempo han estado muy mal llevados, pero gobernar nos ha permitido influir sobre las decisiones que a diario se toman y propiciar un cambio de rumbo. En los Servicios Sociales por ejemplo hemos pasado de un concejal que repartía pizzas por los barrios a una concejala profesional. Estamos intentando impregnar todo de políticas socialistas y siendo muy rigurosos con la legalidad porque hay muchos empresarios que cumplen y se ven compitiendo frente a otros que se saltan las reglas cuando quieren”.

-¿Cómo resumiría lo que supuso para el PSOE perder de golpe tres concejales con apenas un año de mandato?

“La pérdida fue muy dolorosa, primero por su capacidad profesional y personal, y segundo porque a mí personalmente me afectó muchísimo. Pero también hay que decir que el PSOE demostró que tiene banquillo y que los que han venido, han dado la talla”.

-¿Y la relación con su socio de gobierno

“Es una relación francamente buena. Cuando hay que discutir se discute y cuando se está de acuerdo se está de acuerdo. Nos hemos impuesto el diálogo y la comunicación. Ha habido momentos de mucha tensión y son inevitables, y si el PSOE estuviera gobernando con mayoría absoluta también hubiera habido las mismas tensiones frente a los mismos problemas”.

-Con dos años aún de mandato por delante, ¿cuáles son las prioridades?

“Una vez que tenemos todas las herramientas, nuestra obsesión es el empleo. Ahora hay que buscar nuevos yacimientos de empleo para reconducir la situación de muchísimas familias que se vieron en el desempleo cuando salieron de la construcción. A esto se une terminar de profesionalizar los servicios sociales. Estos son nuestros retos”.

“Oportunidad de oro” para el PSOE

José Ángel Martín asegura que no está en disposición de responder si será o no el candidato socialista en Santa Cruz dentro de dos años y que será este verano cuando dedique algo de tiempo a reflexionar sobre su futuro. Lo que sí tiene claro es que la
agrupación local del PSOE ha dado un giro en estos últimos meses y que “tiene una oportunidad de oro” para demostrar que las cosas se pueden hacer de otra forma: “Cuando estaba en la oposición, nunca entré al despacho del alcalde, nunca se me invitó para nada, para pactar ningún gran tema de Santa Cruz, ni tampoco se nos hizo caso en ninguno de ellos y al final los hemos solucionado nosotros”.

“Pero voy más allá -continúa-, yo pedí expedientes que jamás se me entregaron y ahora se dan al día siguiente. Esa transparencia, cercanía, no existía en el Consistorio y espero que esas formas vayan calando, estén los socialistas o no”. En cuanto al comité local, reconoce Martín, en tono de broma, que llevan “seis meses sin que nadie de esta agrupación critique a otro compañero con lo cual, en nuestro caso, es fantástico”.