X
carreras de montaña >

José Francisco Padrón Armas: “Ahora disfruto más; no tienes que ir con tantas pulsaciones”

   

ÁNGEL YUSTE | Santa Cruz de Tenerife

José Francisco Padrón Pepe Padrón Trailcanarias.com

José Francisco Padrón. | TRAILCANARIAS.COM

José Francisco Padrón Armas (La Laguna, 1962, Club Atletas Veteranos de Tenerife), para todos, Pepe Padrón. Cómo corre, y es que quien lo mira, dice: es corredor. Alto y enjuto de rostro, lleva a sus espaldas muchas horas de entrenamiento. Solo decir que a sus 51 años disputa las pruebas de la general absoluta, en especial las distancias de medio maratón de montaña que son su fuerte aunque llega al más alto nivel hasta la maratón. Su currículo es tal, que se le debe preguntar en qué prueba no estuvo entre los tres primeros, así como por ejemplo el año pasado con 14 carreras, nueve pódiums, incluso primero de la general absoluta en la media de La Guancha y el pasado Trail Nocturno del Médano. Recuerda con cariño la Maratón del Meridiano del año pasado donde alcanzó el tercer puesto de la general. Esos registros sirven para hacerse una idea.

-Tiene apariencia de llevar toda la vida haciendo deporte…

“Así es, en especial desde el servicio militar empecé con fuerza. Puede decirse que ya supero los treinta y dos años en el atletismo. En un inicio en el medio fondo, distancias de 1.500 y 3.000 metros. Se da la circunstancia de que en esta última distancia todavía tengo una de las principales marcas en Canarias con 8,17 minutos conseguida hace 15 años en La Manzanilla (La Laguna)”.

-¿Cómo llega Pepe Padrón a las carreras de montaña?

“Un poco por evolución y por el auge actual de estas pruebas. Ahora disfruto mucho más del deporte. No tienes que ir con tantas pulsaciones y fuerza a lo largo de toda la carrera, disfruto mucho del entorno.”

-¿Qué destaca? ¿Son diferentes al asfalto?

“El ambiente de la montaña es excepcional, conoces muchos lugares con parajes increíbles que sin duda te perderías; desde siempre me ha gustado la naturaleza. Además, hay mucha más camaradería. Se entrena con gente y la verdad es que me queda pena de que no se hubiera popularizado este tipo de carreras antes. En la montaña no se va tanto a ‘cuchillo’. Pocas veces una prueba se decide en los últimos metros y a ningún corredor le gusta ganar por décimas”.

-Examinando su currículo, ¿no pasa de 42 km. y los mejores resultados son en la media distancia?

“Me encuentro muy cómodo en estas distancias, en especial hasta los cincuenta kilómetros, luego ya no tengo tanta experiencia. Tendría que variar un poco los entrenamientos”.

-¿Sigue siendo explosivo?

“La verdad es que sí. Mantengo una buena velocidad, pero el tiempo no perdona, se nota el cambio de categoría y que la edad hace mella por mucho que la quieras combatir. Los jóvenes vienen con mucha fuerza”.

-¿Dónde entrena?

“Me gusta el monte de La Esperanza desde siempre, Las Raíces y las Lagunetas, y también hace algo de calidad en la Mesa Mota, cambios de ritmos, cuestas y velocidad. Entreno normalmente a ritmos altos que hace que muchas veces tenga que entrenar solo”.

-Una semana normal, ¿cuántos kilómetros realiza? ¿Lo compagina con otra actividad?

“Trabajo por ciclos, de menos a más y vuelta a empezar. Empiezo con una semana de 80 que va aumentado progresivamente hasta 120 km. semanales, y luego vuelvo a bajar. Normalmente descanso un día en semana. Hago algo de gimnasia pero el fortalecimiento en cuestas y la resistencia en gimnasio con poco peso para no adquirir demasiado volumen, también mucho estiramiento y automasajes”.

-¿En qué terreno se defiende mejor? Subiendo tiene todavía mucha fuerza, sin embargo, por su altura ¿desciende tan bien?

“Llaneando y subiendo es mi fuerte, bajo en la actualidad con mucho respeto, no tanto por mi altura sino que ya con mi edad, voy de verdad, con mucha precaución y no suelo jugármela”.

-¿Cómo se puede llegar a su edad al altísimo nivel competitivo?

“Por haberme mantenido y la continuidad. Yo prefiero hacer siempre algo, aunque sea un descanso activo: senderismo, andar, lo que sea. Mi ideal es no parar, y es lo que he hecho a lo largo de estos más de treinta años. Hacer algo, no parar, además, me han respetado las lesiones, las que recuerdo eran más en pista en el sóleo especialmente. En especial llevar una vida sana y ordenada, la verdad, pero no solo por el deporte sino también en mi vida profesional. Además, un secreto, me gusta acostarme temprano e intento descansar bien”.

-¿Tiene entrenador?

“Lo tuve de joven, a Ramón Herrera, todavía en activo y del que guardo grandes recuerdos y admiración. Hoy en día ya con mi bagaje y experiencia, no se me hace tan necesario. Sin embargo, sí considero que en determinado momento y para las personas que con nivel quieran mejorar se hace necesario”.

-¿Qué consejos les da a los jóvenes?

“La constancia es la base del éxito y de poder disfrutar mucho tiempo. Hay que ser serio y respetuoso con lo que haces. El deporte requiere disciplina y el secreto no es otro que el entrenamiento”.

-¿Cuáles son los próximos retos de Pepe Padrón?

“En octubre me apetece correr la Tenerife Blue (la de 50 km), el año que viene que gustaría si puedo ir al País Vasco al Maratón de Zegama donde se vive un ambiente increíble. Me gusta salir fuera. Es uno de los alicientes que tiene, la verdad es que se echa de menos para los jóvenes que hubiera más apoyo para poder competir en otros lados. Para los canarios resulta muy gravoso, una competición fuera no la haces por menos de 400 euros (viajes y alojamiento). Es muy estimulante, pero como digo, sin apoyo, muy gravoso. Por ello yo intento aprovechar y hago también turismo arrastrando a mi familia conmigo”.

-¿Detrás de Pepe hay una familia que le apoya?

“La verdad es que le debo mucho a mi esposa Ángeles que siempre ha estado en primera línea en mi actividad deportiva. Ha sido fundamental para durar tantos años en la competición y seguir teniendo ilusión.”.