X
VIRGEN DE CANDELARIA > DESBORDADAS LAS EXPECTATIVAS

Masiva afluencia de peregrinos

   

Los fieles abarrotaron la basílica y sus alrededores durante la eucaristía, a la que no faltaron las autoridades. / MOISÉS PÉREZ Los fieles abarrotaron la basílica y sus alrededores durante la eucaristía, a la que no faltaron las autoridades. / MOISÉS PÉREZ Los fieles abarrotaron la basílica y sus alrededores durante la eucaristía, a la que no faltaron las autoridades. / MOISÉS PÉREZ Los fieles abarrotaron la basílica y sus alrededores durante la eucaristía, a la que no faltaron las autoridades. / MOISÉS PÉREZ El padre Jesús Mendoza junto al Obispo Bernardo Álvarez. | DA Los fieles abarrotaron la basílica y sus alrededores durante la eucaristía, a la que no faltaron las autoridades. / MOISÉS PÉREZ Los fieles abarrotaron la basílica y sus alrededores durante la eucaristía, a la que no faltaron las autoridades. / MOISÉS PÉREZ Los fieles abarrotaron la basílica y sus alrededores durante la eucaristía, a la que no faltaron las autoridades. / MOISÉS PÉREZ
<
>
Los fieles abarrotaron la basílica y sus alrededores durante la eucaristía, a la que no faltaron las autoridades. / MOISÉS PÉREZ

JOSÉ L. CONDE | Candelaria

La Villa Mariana ha visto este año desbordadas sus previsiones de llegada de peregrinos. Según fuentes municipales, más de 200.000 personas han acudido, especialmente en horas de la madrugada, estos dos días a rendir tributo y venerar a la Virgen de Candelaria. Pese al fuerte calor registrado, especialmente en horas del mediodía y de la tarde, las visitas a la basílica han sido incesantes.

La concelebración de la eucaristía, que estuvo presidida por el obispo de la Diócesis Nivariense, Bernardo Álvarez, registró un lleno completo del templo, donde se llegaron a alcanzar temperaturas que superaron los 40 grados centígrados. Monseñor Álvarez aprovechó la ocasión para recordar que nos encontramos en el Año de la Fe y exaltar la figura de la Virgen María, concretamente, el día que celebra la asunción al cielo.

Asimismo, rogó a los peregrinos que además de pedir por ellos mismos lo hicieran por el resto de la gente, especialmente por aquellos que atraviesan dificultades. “Te diré por quién rezas y te diré cómo eres”, señaló.

En el día de ayer seguían llegando caminantes que portaban alimentos para los necesitados

Entre los tradicionales actos celebrados ayer por la mañana, destacó la llegada de la marcha atlética desde Santa Cruz de Tenerife, la ofrenda a la patrona de Canarias y la procesión cívica hasta la plaza de la Patrona de Canarias y la parada militar.

Entre las autoridades presentes en el acto, además del presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, se encontraban el presidente del Cabildo, Ricardo Melchior, y el vicepresidente económico de la Corporación insular, Carlos Alonso, y representaciones de los diferentes ayuntamientos de la Isla.

La imagen de la Virgen, que recorrió en procesión la plaza, fue vitoreada por los numerosos fieles que escoltaron su recorrido pese al fuerte calor reinante con vivas a La Morenita o a la patrona de Canarias.

También durante el día de ayer los peregrinos seguían portando alimentos no perecederos para las familias más necesitadas del municipio que posteriormente repartirá Cáritas Diocesana.