X
AUTOMOVILISMO > CAMPEONATO DE ESPAÑA DE RALLIES DE ASFALTO 2013

Monzón descarta el triunfo

   

ÁLVARO DÍAZ | Santa Cruz de Tenerife

Más de dos meses después, el Campeonato de España de Rallies de Asfalto vuelve tras unas largas vacaciones con el Rally de Ferrol, prueba con la que se supera el ecuador del certamen y donde el canario Luis Monzón aspira a mantener su diferencia al frente de la provisional que antes de esta última prueba gallega es de 29 puntos.

El parcial de victorias (tres en cuatro participaciones) podría invitar a mantener la racha, pero dada la gran complejidad de los tramos ferrolanos, el de Mini prefiere plantear una carrera a la expectativa. Aunque ya ganó en la edición de 2008, Monzón cree que este dato no les reporta ninguna ventaja. “Solo hay un sector del tramo corto que coincide. El resto es completamente diferente. El de Ferrol es uno de los rallies con más trampas de todo el campeonato y, al contrario que nuestros rivales directos, no tenemos referencias ni notas de otros años. Por ello hemos decidido con la dirección del equipo ir a por el mayor número de puntos sin arriesgar lo más mínimo. Es decir, a priori no saldremos con la intención de ganar esta carrera”, dijo el satauteño.

Con este planteamiento, Monzón tiene muy claro cómo encarar las dos etapas del 44ºRally de Ferrol. “Veremos cómo se suceden los tramos y en la parte final, viendo cuál es nuestra posición y el nivel de riesgo que estemos asumiendo en ese momento tomaremos la decisión más favorable y segura para el equipo”, insiste el campeón de España de 2001.

La acción arrancará durante la tarde del sábado. Los tramos serán los de San Sadurniño-As Somozas (18, 82 km) y As Somozas-As Pontes-Ortigueira (25 km) a dos pasadas ambos y, en última instancia, Ferrol-Ferrol (9,24 km). El domingo será el turno de Vilarmaior-Monfero-Irixoa (23,04 km), el doble paso por Irixoa-Monfero (21,3 km) y, de nuevo, Ferrol-Ferrol (9,24 km) para completar un recorrido de nueve tramos.

Monzón no ha descuidado su preparación física durante estas semanas. Además del gimnasio, la moto ha sido una compañera fiel a lo largo de este verano. “He hecho mucho enduro. De alguna manera he vuelto a mis orígenes como piloto, pero es que esta modalidad, además de mantenerme en forma, me permite entrenar mis reflejos y ayuda a acostumbrarte a sufrir dentro del coche”, dice el piloto de Mini España cuyo John Cooper Works WRC tiene el apoyo de los ingenieros de Prodrive y el equipo técnico del Pedro Burgo Rally Team.