X
en la carrera >

Nuestra catedral – Por Domingo J. Jorge

   

Ha quedado claro, tras la firma esta semana de un convenio entre Cabildo y Obispado, al que se sumará el Ayuntamiento de La Laguna, que acometerán el coste de las obras menores que se habrán de realizar en el interior del templo catedralicio a partir de la conclusión de la fase mayor en el mes de noviembre. Obras financiadas por nosotros, por los de aquí, que consistirán en adecentar el interior de la Catedral. El pasado día 30 el DIARIO adelantaba eso, lo dicho: “El Cabildo y el Obispado de Tenerife han firmado hoy un convenio de colaboración por el que se comprometen a aportar los 1,39 millones necesarios para la reapertura de la Catedral de La Laguna. Según ha informado la Corporación insular, los trabajos previstos tienen un coste que asciende a 1,39 millones, de los cuales el 55,45 por ciento (771.533 euros) serán aportados por el Cabildo de Tenerife y el 15,80% (219.904 euros) es la financiación correspondiente al Obispado de Tenerife”. Está claro que aquí nos entendemos, a los niveles que podemos, es decir, hasta donde nos llega la cartera. Lo que prometemos hacer, lo hacemos. Sin embargo más allá de nuestras fronteras oceánicas, que también son España, para unos más y para otros menos, y subiendo por el territorio peninsular hasta la Capital del Reino, allí experimentan en su laboratorio, en sus ministerios, de otra manera. El Obispo, Bernardo Álvarez, nos lo adelantaba ya en la rueda de prensa del 25. Allí señalaba que esta semana se ratificaría el acuerdo para llevar a cabo las obras menores de acicalar la Catedral para poder proceder a su apertura -sine die-, tras concluir las obras de las cúpulas y el cimborrio en noviembre, y ahora pasar -luego- a las de poner a punto el lugar de culto, para que fieles y visitantes puedan volver a contemplar una obra que sí es nuestra, porque en nuestras islas sí decidimos aportar, hasta donde nos lo permiten nuestros posibles, el mantener nuestro patrimonio cultural e histórico, que también es el de España. Imagino que ahora en ciertos ámbitos más propios del PP acelerarán para cubrir el total que les queda de los 6 millones de euros que Madrid prometió entregar antes de finalizar 2013. Eso ya no depende de nosotros.