X
fútbol >

Nueve partidos de Primera y Segunda, investigados por posible amaño

   

AGENCIAS | Madrid

El presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas, ha reconocido que tres partidos de la Liga BBVA, así como otros seis de la Liga Adelante, están siendo “investigados” por la Fiscalía Anticorrupción por supuestas irregularidades en el desarrollo así como en el resultado los encuentros.

“Al margen del Racing-Hércules, que ya tiene un expediente disciplinario abierto, hay tres partidos de la Liga BBVA, así como otros seis de la Liga Adelante, que están siendo investigados por una supuesta predeterminación en su resultado”, afirmó este lunes durante una rueda de prensa conjunta con el presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal, y el presidente del Girona, Joaquim Boadas.

Sobre esta información, Tebas aseguró que el Girona-Xerez es uno de esos partidos que se encuentran en un proceso de investigación, por lo que no puede dar nombres de aquellos jugadores que están aportando pruebas, al igual que el caso del Levante-Deportivo, un encuentro sobre el que ya admitió sus sospechas al finalizar la Liga.

“Todos los partidos irregulares se están investigando y todos se han comunicado a la Fiscalía Anticorrupción, son ellos quienes llevan el proceso. De cómo está la investigación no lo puedo contar porque no lo sé y si lo supiera tampoco lo contaría”, dijo.

Asimismo, el dirigente reconoció que si estos hechos se confirman dentro de seis meses, la sanción se cumplirá en ese momento “a pesar de que la competición ya haya comenzado”. “Podrá ser perjudicado o damnificado, es el problema que existe. Habrá que reflexionar sobre ello. Quizás algunos piensen que, como se tarda tanto, quizás cuando se descubra lo que hicieron ya estarán en otra categoría. Hay que intentar se rápidos”, agregó.

“La decisión sobre el Racing-Girona le corresponde a la federación”

Por su parte, volvió a insistir en que la decisión sobre el presunto intento de amaño del Racing en el partido que disputó ante el Girona le corresponde a la Real Federación Española de Fútbol, ya que el conjunto cántabro, ahora en Segunda B, no entra dentro de la “jurisdicción” del estamento que él mismo preside.

Caso Alcorcón

Por último, confirmó que la situación del Alcorcón (primer rival de CD Tenerife) está a expensas de lo que decida la Comisión Delegada de la Liga, y que, “a fecha de hoy”, si los madrileños no pudieran jugar, dicha plaza le correspondería “por derecho deportivo” al Racing de Santander.

“Por deudas, según la legislación, solo se puede descender si se le debe a jugadores a 31 de julio. El caso del Alcorcón es cierto que no es por deudas, ya que económicamente es ejemplar, pero es un tema de que cuando se asciende a Liga Adelante hay un requisito, que es realizar una correcta transformación en Sociedad Anónima Deportiva. Es lo que la auditoria está contemplando, si se ha realizado correctamente”, concluyó.

El Girona confirma los intentos de amaño

El presidente del Girona, Joaquim Boadas, confirmó este lunes los intentos de Xerez y Racing de Santander de amañar los partidos ante el equipo catalán y calificó todo el asunto como “un episodio triste del fútbol español”, del que su entidad se ha visto “envuelto sin buscarlo”.

El dirigente dio las gracias a Miguel Cardenal y Javier Tebas, presidentes del Consejo Superior de Deportes y de la Liga de Fútbol Profesional, porque le hayan “apoyado en un momento triste y difícil del Girona”.

“El Girona se ha visto envuelto en unas circunstancias sin buscarlo en ningún momento y esto es un episodio triste del fútbol español porque desvirtúa la competición”, aseguró Boadas, al que le entristeció “profundamente vivir estos dos episodios” con el Xerez y el Racing y que cree que “circunstancias como éstas acabarán con el fútbol”.

Así, indicó que en el caso del Xerez, fue el excapitán del Girona Dani Mallo el que le comunicó que en caso de pagar 120.000 euros “varios jugadores se dejaban ganar”, aunque tenían “una contraprestación mayor” de otros rivales si ganaban, pero que “aceptarían” la del equipo gerundense porque “no tenían la certeza de ganar”. “Le dije que no teníamos dinero porque somos un club humilde y pequeño y que aunque lo tuviéramos no pagaríamos”, afirmó, calificando de “impropia” la celebración de los futbolistas del conjunto andaluz por su victoria en Montilivi por 2-4.

En cuanto al Racing, confirmó que le visitaron el 2 de julio el presidente y el expresidente del club cántabro, más un representante de los jugadores, que les propusieron la firma de un contrato, “falso en cuanto a fecha (10 de abril, anterior al partido) y contenido”, escrito “supuestamente” por él mismo y que decía “lo contrario” a lo que alegaron en los diferentes recursos para que no les quitaran los tres puntos por una supuesta alineación indebida ante el equipo montañés en su victoria por 0-1 ya que daba “constancia” de que sí la habían presentado. En caso de haber aceptado, el Racing podría haber recuperado tres puntos con la Liga Adelante acabada y superar al Real Murcia, en la categoría de plata por el descenso administrativo del CD Guadalajara.

“Nos ofrecieron firmarlo y a cambio ceder un jugador (Albert Dorca) que nos interesaba, al cual aprovecho para desvincular porque es un convidado de piedra, y otras compensaciones. No nos interesaba y les dimos largas”, aseveró Boadas, que opinó que lo sucedido “es un fraude al aficionado en general”.

“Estas prácticas son una regla general y habitual”

El presidente del Girona lamentó que estas prácticas ilegales sean una regla “general y habitual” en el fútbol, algo con lo que él no está de acuerdo. “Los representantes del Racing me propusieron firmar una cosa totalmente ilegal, algo que es una regla general y habitual en el fútbol y de la que yo no estaba de acuerdo. Por ello, lo comuniqué al señor Tebas, que me invitó a hacerlo público. Lo triste es que dichas prácticas ilegales sean lo habitual, y no el hecho de denunciarlo”, afirmó.

Precisamente, el mandatario recalcó que, “en menos de dos meses”, les haya pasado todo esto. “Nosotros sólo hemos pagado primas a nuestros jugadores, nunca a otros. Por lo menos mientras yo he sido presidente. Quiero que tampoco pase esto en los demás, y que se pueda así jugar limpio de forma deportiva. Tengo más pruebas y voy a demostrarlo”, anunció.

Boadas reconoció que todo este “embrollo” le sabe mal por sus aficionados, ya que “una cosa” es lo que él piense y otra lo que debe hacer, que es interesarse por ellos.

“Cuando se truncaron las opciones de ascenso a Primera frente al Almería y vi a jugadores y a la afición llorando, se me partió el corazón, aunque sabía que se había consumado una gran injusticia. Fue el momento que vinieron los directivos del Racing y me instaron a firmar una cosa. Nunca hemos actuado de mala fe, pero ese día colmaron mi paciencia”, concluyó.