X
A BABOR >

De nuevo en la Fiscalía – Por Francisco Pomares

   

Por segunda vez en su mandato, Willy García ha sido denunciado ante la Fiscalía Anticorrupción. La primera denuncia fue presentada por los miembros socialistas del Consejo de Administración del ente, nada más iniciarse el mandato de Willy, tras suspenderse la adjudicación del contrato de la productora. La Fiscalía consideró entonces que el asunto no era de su competencia, sino de la de los tribunales administrativos. Por el camino, el PSOE decidió no seguir adelante con su denuncia, que enfrentaba a los dos principales grupos de comunicación de Gran Canaria, y se lavó las manos. Que es la actitud en la que sigue aún en lo que a la tele se refiere. Han sido ahora el sindicato profesional de periodistas y un partido político de izquierdas -Izquierda Unida- los que han decidido llevar a Willy García a la Fiscalía, atendiendo al informe de la Audiencia de Cuentas de Canarias sobre la gestión del propio Willy -una gestión expresamente avalada y respaldada por el presidente Rivero en reiteradas ocasiones- en la que se asegura que en las contrataciones realizadas durante los primeros cuatro años de su mandato, el director general del ente ha favorecido intereses concretos en detrimento del interés público. La denuncia contra Willy García y de paso contra todos los que pudieran haber participado en las irregularidades detectadas (algo que ha puesto muy nerviosa a alguna alta funcionaria de la tele), se basa en que las irregularidades confirmadas por la Audiencia -que también ha remitido copia de su informe al Tribunal de Cuentas del Reino, por si las moscas- responden a una práctica continuada y perfectamente sistematizada para favorecer a grupos y empresas que se suponen próximas al director general y al entramado político que controla la tele, y a que esa práctica no fue flor de un día, sino algo continuado y permanente, que se desarrolla desde la incorporación de Willy a la dirección del ente, a lo largo de los cuatro años auditados y -se supone- en la práctica totalidad de medio millar de contratos realizados por la tele en ese tiempo. Contratos que Willy se ha negado a facilitar: la Audiencia solo pudo analizar una cuarta parte de los contratos que solicitó, porque la tele sencillamente se negó a entregarlos. Presentada la denuncia, deberá ser ahora la Fiscalía Anticorrupción de Tenerife la que -tras decidir si esta vez el asunto es o no de su competencia- determine si se han producido ilegalidades condenadas por ley en los contratos de Willy García, y proceda en consecuencia.