X
arona >

Perder el miedo al agua

   

Un niño en la piscina de Los Cristianos aprende a flotar sobre una boya. / DA Primer grupo de día de natación para bebés de Los Cristianos. / DA
<
>
Un niño en la piscina de Los Cristianos aprende a flotar sobre una boya. / DA

Imágenes del primer grupo de día de natación para bebés de Los Cristianos. Varios niños ayer en la piscina de Los Cristianos aprende a flotar sobre una boya. / DA

NICOLÁS DORTA | Arona

Alrededor de dos mil personas al mes acuden a la piscina municipal de Los Cristianos, que ya no está sola, pues se ha completado con una anexa de 25 metros. En la piscina pequeña una carpa aísla el viento y las corrientes en invierno y conserva la temperatura para poder realizar actividades especializadas, como la rehabilitación, baños para embarazadas, acuaeróbic, natación terapéutica y baños para niños con edades de entre cero y tres años. En verano la piscina abre sus ventanas desplegables.

Ayer, en el turno mañanero, a las diez y media, los primeros 15 niños y sus padres saltaban al agua. Todos con el gorro y las gafas. Los pequeños pierden el miedo a nadar en un ejercicio que genera muchos más beneficios de lo que a simple vista parece. Así, se fomenta la afectividad con los padres, a la vez que desarrollan la capacidad de moverse en el agua por sí solos desde edades muy tempranas.

El programa se llama natación para bebés. En principio se imparte hasta septiembre pero la idea es extenderla al resto del año, comenta Susana García, coordinadora de la piscina municipal, perteneciente a Deportes del Ayuntamiento de Arona. “Lo primero es que los niños pierdan el miedo al agua, y posteriormente que hagan el trabajo de flotación, psicomotor, supervivencia y el tema afectivo con los padres, pues es una actividad muy de familia”, explica.

Existen cinco grupos de niños, desde la mañana hasta la tarde. La temperatura del agua suele estar por encima de los treinta grados y la carpa está en periodo de pruebas, para ver las corrientes.“Aunque en cuanto cerramos un poquito sí que se nota el calor, pero en invierno esto soluciona mucho”, comenta la responsable de las instalaciones.

Acuden tanto las madres como los padres para ayudar con sus hijos en el primer contacto con el agua. “Estamos contentos y creemos que es un beneficio mutuo, lo pasan bien a la vez que aprenden a flotar”, dice uno de los padres. Generalmente los niños que acuden a los cursos tienen entre un año y medio y tres. En el municipio vecino de Adeje, la piscina municipal también acoge este tipo de actividad.

En la piscina olímpica, con el agua más fresca, la primera pública que se construyó el Sur, están los grupos de perfeccionamiento, el nado por libre, los cursos de socorrismo, y los equipos que vienen de muchas partes de Europa para entrenar. Lo pueden hacer todo el año, a cielo descubierto. Al respeto, la concejal de Deportes del Ayuntamiento de Arona, Mónica Sierra, comenta a DIARIO DE AVISOS la importancia de que equipos extranjeros acudan año tras año a esta emblemática piscina. “Hay algunas que llevan más de 10”, asegura. Sierra prevé que la natación para bebés, ahora con la piscina cubierta, siga en activo.


Mejorar la salud

Embarazadas y fitness en el agua

Hasta el 20 de septiembre la actividad normal de la piscina se ve modificada, pues entran en funcionamiento los cursos de natación para escolares. “Se trata de una apuesta que hacemos desde el Ayuntamiento y que está avalada por el personal de estas instalaciones, con 15 monitores más la coordinación”, dice la concejal de Deportes Mónica Sierra. Añade que “no todo vale”, porque “si se oferta una actividad tiene que estar supervisada por un monitor”. Por otra parte la natación para embarazadas (con un informe médico que lo avale) está orientada a mantener el estado físico durante el embarazo y facilitar la recuperación del postparto. Desde julio hasta septiembre se puede practicar en la piscina de lunes a viernes. Igualmente el fitness acuático, válido a partir de los 16 años, imita los movimientos de aeróbic, lo que fomenta el trabajo muscular y beneficia a las articulaciones.