X
gibraltar >

Rajoy se reserva todas las medidas legales para defender los intereses de España en Gibraltar

   

EUROPA PRESS | Palma de Mallorca

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha expresado este viernes su esperanza en que el conflicto con Gibraltar “no vaya a más”, pero ha avisado de que mientras no haya “acuerdo” se reserva “todas las medidas legales para defender los intereses de los ciudadanos españoles”.

En declaraciones a los periodistas tras despachar con el Rey en el Palacio de Marivent, el jefe del Ejecutivo ha insistido en que España sigue apostando por el “diálogo” para resolver este contencioso, pero ha advertido a las autoridades del Peñón que tomará cualquier medida que “dentro de la ley” le permita “defender” a sus nacionales.

“Yo espero que se actúe con sentido común, con sensatez, que se busque el acuerdo y que haya diálogo”, ha explicado Rajoy, para después añadir que “mientras esto no se produzca el Gobierno de España se reserva todas las medidas legales que estime oportuno y conveniente poner en marcha”.

El presidente no ha concretado cuáles son estas medidas, más allá de que serán “proporcionales, aleatorias y que no discriminen a nadie”. Todas estarán, ha remachado, “dentro de la ley”, como ha ocurrido hasta ahora, porque “el Gobierno español no ha tomado ninguna medida ilegal”.

“Podemos y debemos hacer controles”

Así se ha referido a los controles que las fuerzas de seguridad españolas hacen en la Verja. “Podemos y debemos hacer controles”, ha insistido, porque, según ha explicado, España tiene que vigilar que los ciudadanos “cumplan con sus obligaciones fiscales”, del mismo modo que tiene que controlar que se respete “la normativa de medio ambiente”.

Rajoy ha recalcado que el conflicto actual con Gibraltar “se originó porque los días 24 y 25 de julio un remolcador gibraltareño procedió a lanzar al agua en la Bahía de Algeciras 70 bloques de hormigón”.

El presidente ha denunciado que las autoridades gibraltareñas perpetraron “un atentado evidente al medio ambiente” que además “dificulta y mucho” el acuerdo en materia de pesca que está pendiente desde que en marzo de 2012 el Gobierno del Peñón rompiera “unilateralmente” el que estaba vigente desde 1999, funcionando de manera “muy razonable y para satisfacción de todos”.

Ahora, Rajoy ha asegurado que apuesta por el diálogo –y así se lo hizo saber a primer ministro británico, David Cameron, en su “constructiva” conversación de esta semana–, que tiene que hacerse “a cuatro”. Es decir, “por una parte España y Reino Unido y por otra parte las autoridades de la Junta de Andalucía y las gibraltareñas”.

El presidente cree que “se puede dialogar y hablar” y espera que “se retomen pronto las conversaciones”, pero ha recalcado que “hasta ese momento” España “tomará las medidas legales para defender los intereses de los ciudadanos españoles”. “Yo espero que esto no vaya a más, pero es evidente que España tiene que defender los intereses de sus nacionales. Y desde luego así lo vamos a hacer”, ha remachado.

Las maniobras, “pendientes desde hace tiempo”

Al margen de esto, Rajoy también se ha referido a las maniobras militares que iniciará el próximo lunes la Armada británica y durante las cuales tres de sus barcos harán escala en Gibraltar. El presidente ha explicado que estos ejercicios estaban “pendientes” desde “hace tiempo” y fueron “anunciados” a España el pasado 4 de junio.

Desde entonces también se había decidido que una patrullera española participaría en ejercicios con la ‘Royal Navy’ y que el portaaviones HMS Illustrious haría escala en Rota. “Esto ya estaba acordado y pactado”, ha insistido, antes de explicar que las maniobras “se mantendrán” porque las relaciones bilaterales con Reino Unido son “buenas” y el objetivo es “que lo sigan siendo en el futuro”.

“Esto no tiene nada que ver con un tema puntual y concreto de lo que está ocurriendo en Gibraltar, donde yo espero que se actúe con sentido común y sensatez”, ha remachado, antes de insistir en que la “prioridad” del Gobierno es que el asunto se resuelva a través del diálogo. “Es lo sensato y lo civilizado, y no tomar decisiones que luego en un determinado momento son irreversibles”, ha añadido.

“El PSOE tendrá que explicar su postura”

Y, en este contexto, el presidente ha lamentado que el PSOE no haya querido “respaldar al Gobierno en el tema de Gibraltar”, pero ha señalado que son los socialistas quienes lo tienen que “explicar al conjunto de los españoles”.

“Si el PSOE no quiere apoyarnos en esto, tiene derecho a hacerlo, yo desde luego no lo haría, pero es su propia responsabilidad”, ha agregado, tras recordar que los socialistas, en un movimiento “verdaderamente sorprendente”, mantienen rotas sus relaciones con el Gobierno. Por su parte, ha asegurado que el Gobierno “no va a abdicar de sus responsabilidades con los españoles de ninguna de las maneras”.