X
sanidad >

Reducen las plazas de médicos residentes para las UCI

   

enfermera Unidad de Cuidados Intensivos UCI hospital

Las unidades de cuidados intensivos son básicas para el sistema. / DA

J. L. C. / DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

Más recortes y menos médicos. Así se puede definir la situación que viven los hospitales canarios, que han visto cómo la Consejería de Sanidad ha obligado a jubilarse a cerca de 200 facultativos hasta final de año, una reducción de personal que se suma a una nula oferta de oposiciones en el último lustro y a menos contratos para residentes.

En el caso de los MIR, la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc) viene alertando desde hace unas semanas que el Gobierno ha reducido el número de plazas de Médicos Internos Residentes para el periodo 2013-2014, en la especialidad de medicina intensiva, a pesar de que son los profesionales que gestionan la “mayoría” de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

En concreto, para este curso se han ofertado 143 plazas de MIR a nivel nacional, 6 menos que las otorgadas el año pasado, que fueron 149. Se trata, por tanto, de un reparto de las plazas de médicos en formación que “perjudica especialmente” a las especialidades de la medicina generalista cuando, apostilla la asociación, son estas las que llevan años experimentando “mayores necesidades de personal” que otras ramas de la medicina.

Esta reducción de plazas para intensivistas podría tener cierto impacto en el estándar asistencial de algunos centros sanitarios, recalca en un comunicado el presidente de Semicyuc, Lluis Blanch, quien advierte de que el recorte del personal MIR tiene “otro coste”, ya que cada plaza de menos supone “perder oportunidades” de seguir formando a “buenos” profesionales en Intensiva, que al final es lo que la sociedad “quiere y demanda”.

Cada puesto menos resta “oportunidades” de seguir formando buenos facultativos

En la actualidad, en España hay 759 facultativos de medicina intensiva realizando su periodo de residencia, habiendo 165 tutores registrados en la Semicyuc, donde además exigen la implantación de un programa docente basado en competencias, un examen final de residencia y la evaluación de los tutores y unidades de formación. Y es que, según recalcan desde la sociedad española, para afinar la formación de la especialidad sería necesaria una armonización de programas como el Cobatrice (Competency-based training in Intensive Care Medicine in Europe) y el Diploma Europeo de Medicina Intensiva, que se consigue mediante un examen anual voluntario que homologa titulaciones, competencias y favorece la movilidad entre países.

En el marco del 48º Congreso Nacional de la sociedad, celebrado en las Islas, la consejera regional de Sanidad, Brígida Mendoza, recordó que los servicios de medicina intensiva de España gozan de unos “estándares de calidad excelentes reconocidos internacionalmente como modelo de referencia”, pero la especialidad “tiene todavía ante sí un reto muy importante: la detección precoz de la gravedad de estos pacientes”.