X
POLÍTICA >

Un sector de CC cree que Rivero debe “salir por la puerta grande”

   

Paulino Rivero Parlamento Canarias

Rivero, durante una intervención en el Parlamento de Canarias. / DA

A. M. S. | Santa Cruz de Tenerife

Las guerras por una sucesión en política están plagadas de rencores, desconfianzas, traiciones y, con suerte, pragmatismo frente a las vísceras que algunos demandan en tiempos revueltos. En el seno de Coalición Canaria (CC) se ha abierto una guerra desde hace ya demasiado tiempo y si bien las trifulcas nacionalistas siempre han tenido la virtud de ser discretas, en esta ocasión los redobles de tambores y la marcha de las huestes son ya demasiado audibles. No obstante, en la ecuación del enfrentamiento entre el sector que apuesta por la continuidad -no solo discursiva, sino de personas- y la remodelación del partido se ha colado un elemento fundamental: las encuestas.

Las distintas organizaciones de los nacionalistas canarios manejan datos que vislumbran de cara a 2015 una auténtica catástrofe electoral. Así, al margen de los estudios propios de CC, el viernes se hacía pública la última encuesta del CIS que auguraba una bajada de intención de voto (en el cómputo nacional) para los nacionalistas del 0,9% al 0,5%.

Hasta ahora, en CC la disputa de los anti Paulino Rivero, presidente del Gobierno y del partido, contra los que apoyan al también exalcalde de El Sauzal se cimentaban, sobre todo, en querencias internas, en simpatías y antipatías, en venganzas y favores debidos, etcétera; vamos, lo que se cuece en casi todos los partidos. Sin embargo, ahora el asunto va más allá y ya no se trata de quién debe estar o irse; ahora se trata de que el partido no se vaya al traste. Y ahí, unos y otros, empiezan a ceder o, al menos, eso es lo que quieren impulsar los más “sensatos”, como los define un alto dirigente del partido.

Lee la noticia completa en la edición impresa de DIARIO DE AVISOS, en la plataforma Kiosko y Más y en nuestra hemeroteca de ediciones.