X
Buenavista del Norte >

Señas de identidad que seducen al visitante

   

Demostraciones en vivo, visitas a edificaciones tradicionales, degustaciones en la antigua venta del pueblo, abierta hace más de medio siglo, conforman la Ruta de las Tradiciones. / DA Demostraciones en vivo, visitas a edificaciones tradicionales, degustaciones en la antigua venta del pueblo, abierta hace más de medio siglo, conforman la Ruta de las Tradiciones. / DA Demostraciones en vivo, visitas a edificaciones tradicionales, degustaciones en la antigua venta del pueblo, abierta hace más de medio siglo, conforman la Ruta de las Tradiciones. / DA Demostraciones en vivo, visitas a edificaciones tradicionales, degustaciones en la antigua venta del pueblo, abierta hace más de medio siglo, conforman la Ruta de las Tradiciones. / DA
<
>
Demostraciones en vivo, visitas a edificaciones tradicionales, degustaciones en la antigua venta del pueblo, abierta hace más de medio siglo, conforman la Ruta de las Tradiciones. / DA

GABRIELA GULESSERIAN | Buenavista del Norte

Teno Alto, en Buenavista del Norte, es uno de los lugares donde mejor se guardan las tradiciones en Tenerife. Quizás, por lo incomunicado y aislado que estuvo hasta 1972, cuando se abrió la carretera que enlaza este caserío con El Palmar, aunque no se asfaltó hasta mediados de la década de los 80.

Ello ha permitido que en este lugar, caracterizado por un paisaje casi mágico pero también por unas duras condiciones de vida hasta entonces, se puedan conservar costumbres de antaño que marcan la idiosincrasia de la Isla. Con el fin de que se conozcan, la empresa El Cardón Educación Ambiental ha organizado la Ruta de las Tradiciones, una iniciativa que pretende divulgar las señas de identidad de los habitantes del lugar y ayudar a conservarlas.

La caja de enterramiento comunal consta de dos varales para poder portarla

Entre las más curiosas, se encuentra la de trasladar a los difuntos en cajas comunales, con la peculiaridad de que en esta zona todavía se conservan donde siempre han estado, el Roque de la Cruz, un sitio aislado de los núcleos de población, de difícil acceso, que los vecinos protegen porque para ellos tiene un significado muy especial. Las dos cajas que se encuentran allí fueron construidas a principios de los años 50 por un carpintero de Buenavista.

El féretro se llevaba hasta la casa del fallecido para luego bajarla por el camino del Risco, una vía muy estrecha en la que solo es posible ir en fila, y que años atrás era el acceso más rápido para ir de Teno Alto al casco de Buenavista, pese a su peligrosidad y grandes desniveles. Incluso, también se utilizaba cuando se celebraba una boda y los novios no estaban exentos de subirlo y bajarlo.

La caja de enterramiento comunal consta de dos varales o parihuelas que se apoyaban sobre los hombros para poder portarla, una tarea bastante complicada dado que además había que tener mucho cuidado de no resbalarse. Si quedaba tiempo se llevaba al difundo a la misma casa donde se atendía a los enfermos hasta la hora del sepelio, caso contrario, se lo trasladaba al cementerio.

Esta antigua costumbre, que no es exclusiva de Teno Alto sino de cualquier población de medianías de Tenerife, nace después de la conquista, cuando se obliga a enterrar las personas en un camposanto que, en general, estaba ubicado en el centro urbano de cada municipio. Los datos sobre la finalización de esta tradición son aún imperfectos, pero el director de El Cardón, Valerio del Rosario, estima que fue a principios de la década de los 70, coincidiendo con la construcción de la carretera.

OTROS ATRACTIVOS

Esta es solo una de las curiosidades que ofrece la Ruta de las Tradiciones, que se completa con otros atractivos, como una demostración del Salto del Pastor; la visita a un antiguo horno para la cocción de tejas, un elemento etnográfico que antaño era indispensable para rematar las viviendas del caserío, y otras edificaciones tradicionales como eras, tagoras y aljibes; y finaliza con una degustación de queso y vino en la venta del pueblo, abierta hace más de 50 años.

La ruta organizada por El Cardón permite descubrir los encantos que conserva el lugar

El itinerario permite descubrir cómo las características volcánicas del lugar, un macizo antiguo erosionado y surcado por barrancos, propiciaron el aislamiento de los habitantes de Teno Alto. Pero también, la importancia que eso ha tenido en la conservación de señas de identidad que seducen al visitante y que los lugareños se niegan a perder.

TRANSMITIR LOS VALORES NATURALES

El Cardón Educación Ambiental es una empresa ubicada en Buenavista que promueve la conservación del patrimonio natural y cultural de Tenerife a través de la difusión y la concienciación medioambiental. Su director, Valerio del Rosario, comenta que la Ruta de las Tradiciones se diseñó hace 15 años teniendo en cuenta los testimonios de los vecinos de Teno Alto. Desde entonces, es la iniciativa “estrella” de la empresa y la más atractiva “por lo especial que es el sitio y porque se pueden ver recursos llamativos y hacer demostraciones en vivo”. No obstante, la oferta de El Cardón es mucho más amplia y comprende desde el turismo activo y rural, hasta la educación ambiental, la formación y el diseño de recursos ambientales. Su trayectoria está avalada por premios y reconocimientos, pero su continuidad se sustenta en el mantenimiento de los ideales que le dieron origen: transmitir los valores naturales y culturales de la Isla para que éstos se conserven.