X
ÓBITO > FUNERAL POR ÁNGEL MANUEL ‘NONO’ DOMÍNGUEZ QUIJADA

Sentido y emotivo adiós a ‘Nono’ Domínguez

   

Nono Dominguez

La Villa de La Orotava despidió ayer con gran sentimiento a Nono. / JAVIER GANIVET

ÁLVARO DÍAZ | La Orotava

Adiós, hasta siempre… al amigo, al compañero. Pilotos, copilotos, federativos, medios de comunicación, aficionados, en definitiva, la gran familia canaria del motor quiso ayer estar junto a la familia y seres queridos de Ángel Manuel Nono Domínguez Quijada, uno de los grandes del automovilismo canario que recientemente fallecía en tierras catalanas tras llevar con encomiable y ejemplar entereza una larga enfermedad (leucemia).

Tras la llegada a la Isla de Tenerife (vía Gran Canaria) a lo largo del pasado sábado de los restos mortales de Nono Domínguez y tras el velatorio que tuvo lugar en el Tanatorio Municipal de La Orotava (Santo Domingo), en la mañana de ayer, domingo, se procedía a la santa misa y posterior entierro, honras fúnebres y servicios religiosos a los que acudió una gran número personas, entre ellas, representantes de todos los estamentos del mundo de motor que quisieron, de esta forma, acompañar a la familia de Nono Domínguez en estos siempre difíciles, complicados y dolorosos momentos.

Entre todas las personas del mundo del motor canario que acudieron a dar el último adiós al amigo y compañero, hay que destacar los que se desplazaron desde otras islas, como por ejemplo, los representantes de la ejemplar, ya mítica e histórica escudería Drago de Gran Canaria, representados por destacados históricos del motor como Diego Suárez, Juan José Alonso Prieto, Hilario Gómez y Orlando Yánez. Igualmente, uno de los iconos del deporte del motor canario en las últimas décadas como es el grancanario José Mari Ponce Anguita también estuvo presente en la Villa de La Orotava acompañado de su mujer e igualmente destacada copiloto varias temporadas, Isabel Fernández.

En definitiva, todos con Nono en este último rally del piloto villero, un hombre bueno y que en sus últimos años de vida siguió dándolo todo por los demás. Como dijimos recientemente, ya forma parte en el cielo de la escudería de los ángeles.