X
granadilla>

El servicio de baño adaptado, nuevo atractivo en El Médano

   

El baño adaptado incrementa el turismo de la playa de El Médano. | DA

El baño adaptado incrementa el turismo de la playa de El Médano. | DA

MARÍA GONZÁLEZ | Granadilla

El buen tiempo y el ambiente incomparable de la playa de El Médano, así como su amplio programa de actividades veraniegas, planificadas por las áreas de Turismo y Deporte del Ayuntamiento de Granadilla, hacen que un año más este sea el destino predilecto para los turistas locales. Un valor añadido para la acogida de visitantes en este enclave costero es el Servicio de Baño Adaptado, que frecuentan diariamente decenas de personas con dificultades para introducirse en el mar.

Así lo aseguró ayer el responsable del Servicio de Salvamento y Socorrismo, José Gregorio Gaspar Hernández, quien explicó a este periódico que la gran mayoría de los usuarios llegan de otros municipios. “Especialmente recibimos grupos de la tercera edad de San Miguel”, detalló, y es que durante el periodo estival, además de los lugareños con problemas de movilidad que frecuentan la playa durante todo el año, “existe un gran reclamo por parte del turismo insular”, afirmó Gaspar Hernández.

La gran demanda que está experimentando este año esta prestación tiene mucho que ver con la suspensión del servicio que ofrecía antaño la playa de Las Vistas, en Arona. Tal y como explicó el coordinador, “tras la paralización de la asistencia a discapacitados y personas con movilidad reducida en la citada zona de ocio, varias empresas privadas han contactado con nosotros para que atendamos a estos turistas”.

Además de las buenas maneras que ofrece el servicio en la playa de El Médano, el Ayuntamiento de Granadilla comprende que esta oferta no debe limitarse solo a una playa y ya se ha adaptado la asistencia a discapacitados en La Jaquita y La Tejita, elemento que contribuye a que en estas tres zonas de baño ondee la bandera azul durante todo el año.

EQUIPO CON POCOS RECURSOS
Son nueve los socorristas distribuidos en las tres zonas de ocio que se encargan de que todo marche como la seda durante la hora del baño de los usuarios y, a pesar de no contar con todos los medios que exige la gran demanda, estos trabajadores se las ingenian para cubrirla al completo. Gaspar informa que los operarios trabajan en estos momentos en la restauración de sillas adaptadas para el baño que se habían roto en temporadas anteriores. “Estamos reciclando material”, reveló.

Pese a este pequeño inconveniente causado por el aumento de la demanda que ha experimentado el servicio desde que comenzase a prestarse en 2010, los trabajadores del litoral se muestran satisfechos con las cifras de usuarios que atienden a diario y el agrado que muestran los mismos tras disfrutar del baño.