X
DESDE EL PARQUÉ >

A la sexta descansó – Por Carmen Tomás

   

Los buenos economistas tienen claro por la experiencia que de las crisis los países siempre han salido por la vía del sector exterior. Parece lógico. La depresión del consumo interno hace que las empresas espabilen y agudicen su ingenio para vender su producción a otros países. Y es lo que está pasando en España. Esta semana hemos conocido los datos del comercio exterior y de las necesidades de financiación y han sido espectaculares. Tanto las exportaciones como el turismo están dando más que alegrías. Y como dijo el secretario de estado de Comercio, Jaime García Legaz, ya no vivimos por encima de nuestras posibilidades. Se están batiendo récords en algunos casos históricos. ¿Es suficiente? Pues seguramente no. Pero sí son pasos en la buena dirección que han logrado que aumente la confianza en nuestro país lo que se está reflejando en la bolsa y en la prima de riesgo que va a ahorrar al Estado 5.000 millones de euros sobre lo ya presupuestado para este año.

Esta semana de hecho el Wall Street Journal, que no suele ser complaciente, ha publicado un artículo en el que se pregunta si estamos ante evidencias de que las cosas están funcionando en España. El título del artículo lo dice todo: “Está a punto de tener éxito el experimento español”. Incluso habla de profetas del apocalipsis.

En todo caso, la bolsa española que ha ido más que bien, no ha conseguido cerrar su sexta semana consecutiva de ganancias. El selectivo IBEX 35 se ha dejado un 1,5%, aunque ha logrado superar los 8.600 puntos.

El récord de la morosidad, 11,61%, lastró a los bancos al inicio de la semana y ha sido complicado remontar. También ha influido esta vez en positivo el deseo expresado por el consenso de la FED de retirar paulatinamente los estímulos de la economía norteamericana.