X
puerto de la cruz >

Sin dinero para el polideportivo de La Vera y la torreta de El Peñón

   

polideportivo del barrio portuense de La Vera

Imagen aérea del polideportivo situado en el barrio portuense de La Vera. / MOISÉS PÉREZ

LUIS F. FEBLES | Puerto de la Cruz

El grupo de gobierno de Coalición Canaria (CC) y Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de Puerto de la Cruz descarta el arreglo y mejora del polideportivo situado en el barrio de La Vera así como la reparación de la torreta de iluminación del campo de fútbol de El Peñón al no disponer de partida presupuestaria.

Se trata de unas obras que ascenderían en total a unos 325.000 euros, inasumibles para las languidecientes arcas municipales, más si cabe, cuando el Área de Deportes tiene un presupuesto de 18.000 euros.

No obstante, el concejal competente en esta materia, Juan Carlos Marrero, asegura a este periódico que para la primera infraestructura se trata “de un proyecto inviable tras las valoraciones realizadas por los técnicos del Consistorio. Data del año 2000 y en su momento se dieron mucha prisa para actualizarlo y adherirse al Plan E; no tiene ni gradas ni vestuarios, es una actuación imposible de realizar”.

Por contra, para el estadio donde juegan, entre otros, el club representativo de la ciudad, hay alternativas: “Con la luz que existe actualmente se pueden celebrar partidos de fútbol, y además, hemos llevado a cabo la instalación de una luz lateral y hemos repuesto focos para mejorar la claridad; solo se suspendió un partido porque así lo decidió la federación y el Colegio de Árbitros de Tenerife”.

En el marco de una valoración sobre los espacios deportivos para el disfrute de los vecinos, el edil nacionalista sostiene que la práctica de todas estas disciplinas “está asegurada para los ciudadanos y los cerca de 4.000 deportistas del municipio”.
Desprendimientos

Sin embargo, también se contabilizan otras carencias. El pabellón Miguel Ángel Díaz Molina ha sido el foco de las quejas por parte de muchos ciudadanos. Actualmente, presenta problemas de goteras cuando llueve, y como consecuencia de desprendimientos los técnicos municipales decidieron cerrar una parte de la pista.

Se espera que entre la Administración Local y el Cabildo se pueda construir una cubierta nueva o encontrar otra alternativa. “Se trata de una cuestión de urgencia, pero se puede utilizar con garantías. De hecho, se han celebrado todas las ligas insulares y regionales de diferentes disciplinas así como torneos de kárate a niveles importantes; el campeonato de fútbol sala ha sido el único que no ha podido ver la luz”.

El foso de saltos se rellenará con escombros para convertirlo en zona de calentamiento

Otro aspecto clave a tener en cuenta es el eterno inconveniente y el dilema de la piscina municipal de la ciudad turística. La piscina del foso lleva años vacía y en un mal estado de conservación. Su futuro inmediato pasa por rellenarla de escombros y tapiarla para que sirva de calentamiento, según la idea principal que baraja el grupo de gobierno de la localidad.

Por último, el histórico y hace unos años remodelado polideportivo Manolo Santaella, es uno de los espacios deportivos que más desasosiego ha generado en ciertos sectores de la ciudadanía. Canchas ocupadas y cerradas en horarios poco comunes, copan el buzón de críticas.

A este respecto, Juan Carlos Marrero se muestra tajante: “La instalación la abren a las 08.00 horas y la cierra un operario sobre las 23.00, aproximadamente. El equipo de baloncesto utiliza la cancha para entrenamientos y cursos. He visitado el recinto y había gente jugando sin ningún problema; está abierta para los usuarios, excepto cuando la utiliza el club”.