X
SOCIEDAD >

Educación baraja que los docentes puedan rechazar a niños enfermos

   

consejería de educación

Imagen de archivo de la sede de la Consejería de Educación. / da

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

Un documento de trabajo que no cuenta con sello ni membrete de la Consejería de Educación pretende validar casos como el del Villa Ascensión, el colegio de Santa Cruz de Tenerife cuya dirección pretende forzar el traslado de dos de sus alumnos a otros centros al no admitir la custodia de los medicamentos de urgencia que requieren dada su condición de alérgicos a determinados alimentos.

Dicho documento fue entregado por representantes de la Consejería a miembros de asociaciones de padres y madres durante una reunión de trabajo, y en el mismo se incluye el siguiente párrafo: “En el caso de que entre el personal del centro no haya disposición para la administración del medicamento al alumno/a, se les propondrá a los progenitores otro u otros centros donde sí exista esa predisposición, que se halle entre los solicitados por los padres, o que esté lo más próximo posible al domicilio familiar, a la vez que cercano a un centro sanitario”.

A pesar de que el ordenamiento jurídico español está plagado de leyes que imponen con carácter general el interés superior del menor de edad, en el documento en cuestión no se recoge la posibilidad de que sean los docentes que se niegan a realizar la custodia de dichos medicamentos quienes sean trasladados a un centro en el que no se les exija tanto.

Compañeros y profesores

A este respecto, cabe recordar que los dos niños ya fueron alumnos en años anteriores del Villa Ascensión, y que este inesperado cambio de colegio les impedirá reunirse con sus compañeros y profesores. Por otra parte, si la Consejería adopta esta solución se antoja como un parche de corta duración, por cuanto las alergias alimentarias entre menores de 10 años ya se presentan entre más del 10% de los niños canarios.

Así, la especialista Paloma Poza, que es miembro del Comité para alergias alimentarias de la Sociedad Española de Alergología, eleva tal porcentaje a una franja que va desde el 10 y 15%. Además, la doctora ya explicó en este periódico que el crecimiento de estas afecciones tiene trazas epidemiológicas, al punto que en los congresos internacionales ya se baraja la necesidad de encontrar algún tipo de vacuna.

Mientras tanto, los dos niños del Villa Ascensión siguen sin poder retornar a sus aulas dado que el centro se remite a la decisión de la Consejería y ésta lleva toda la semana celebrando reuniones en busca de una solución que, según detalló ayer una de las madres a este periódico, podría llegar hoy en forma de misiva.

Por ahora, los padres de ambos niños, que cuentan con 7 y 5 años de edad, mantienen su decisión de continuar en el colegio y confían en que pronto retornen a su colegio.

Su postura se mantiene firme, al entender que facilitan tanto la medicación como el protocolo para aplicarla en caso de urgencia, así como la autorización oficial, refrendada por el médico de cabecera, para que sea administrada por personal no sanitario.