X
sondeos de repsol > debate en la universidad de la laguna

El turismo lo tiene crudo

   

Antonio Manuel Alonso, Francisco Ramos, Raúl Hernández (moderador del debate), Juan Pablo González y Agustín Santana

Antonio Manuel Alonso, Francisco Ramos, Raúl Hernández (moderador del debate), Juan Pablo González y Agustín Santana, durante el debate. / DA

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

¿Sí o no a las extracciones de petróleo frente a Lanzarote y Fuerteventura? La pregunta ya la ha respondido de modo favorable el Gobierno estatal y el PP canario, pero está en la calle, y día sí y otro también los ciudadanos reciben por los medios de comunicación mensajes a favor y en contra, casi siempre bajo el tamiz político, y pocas veces desde la opinión de expertos independientes.

Pero dar una respuesta concluyente resulta complicado sin conocer todos los pros y los contras de las posibles extracciones de hidrocarburos en alta mar a sólo unas decenas de kilómetros de las costas del Archipiélago.

Por ello, la Cátedra de Turismo de la Universidad de La Laguna, Ashotel y CajaCanarias, presentó el viernes un informe sobre la incidencia de este proyecto desde varios puntos de vista (ambiental, social, económica, legal, energética) y además organizó un debate entre expertos del mundo de la geología, la economía y la hostelería.

El acto se celebró en la Facultad de Empresariales, ante un centenar de personas, y participaron, moderados por el director de la cátedra, Raúl Hernández, el geólogo experto en explotaciones petrolíferas Antonio Manuel Afonso; el profesor de Análisis Económicos Francisco Ramos; el gerente de la patronal hotelera Ashotel, Juan Pablo González; y el director del Instituto de Ciencias Políticas y Sociales de la ULL y miembro del consejo científico de la Reserva de la Biosfera de Fuerteventura, Agustín Santana.

Conclusiones, más bien pocas, pues parece claro que el petróleo no acabaría con el grave paro (Repsol prevé hasta 5.000 empleos pero sus detractores creen que o vendrán de fuera a ocuparlos, por su alta cualificación, o serán solo unos cientos de puestos), y sí quedó patente que el mayor beneficio vendría por un impuesto, todavía inexistente, que compensara a Canarias por asumir el riesgo de un vertido.

Un riesgo para Repsol mínimo, pero no para las voces del no al petróleo, aunque nadie niega que un gran derrame tendría consecuencias graves para el medio ambiente y el turismo, el auténtico oro negro del Archipiélago.

Cuatro voces para una controversia que no cesa

Antonio Manuel Alonso
Geólogo experto en petróleo

“Este tipo de sondeos casi no tiene riesgos”

El geólogo tinerfeño, ya jubilado, atesora una larga experiencia en extracciones de petróleo en todo el mundo. A su juicio, la posibilidad de un gran derrame durante los sondeos exploratorias en la zona donde están previstos “es casi imposible” por lo que “prácticamente no tienen riesgos”. Alonso recuerda que en aguas de Marruecos ya hay programadas prospecciones a entre 50 y 200 kilómetros de las islas orientales. La probabilidad de éxito de encontrar crudo o gas en este lugar es de un 20%. Este especialista en la materia niega que si Marruecos da con crudo o gas eso suponga que quitaría el que haya en las aguas españolas, en contra de lo afirmado por el ministro de Industria, pues hay estructuras a los dos lados de la frontera y “no hay vasos comunicantes”.

Francisco Ramos
Profesor de Análisis Económicos

“Canarias debe ser compensada por el proyecto”

Este profesor de Economía de la ULL planteó sin tapujos las grandes aristas de este debate. Se preguntó qué país con petróleo renuncia a explotarlo, pero añadió que si Canarias es la que corre el riesgo medioambiental por este proyecto, debería implantarse un impuesto a su extracción para compensar a las islas. A su juicio, se extraiga o no crudo, Canarias debe continuar con su objetivo de abastecerse con energías renovables. Pero antes, dijo, es necesario saber si hay hidrocarburos junto al Archipiélago, pues de no haber, se acabaría el debate. En todo caso, el coautor del informe presentado el viernes intuye que en el recrudecimiento de esta polémica en el ámbito político en “algo” ha influido el enfrentamiento personal entre Paulino Rivero y José Manuel Soria.

Juan Pablo González
Gerente de Ashotel

“No creará tanto empleo; esa no es razón de peso”

El gerente de Ashotel reconoce que entre los hoteleros canarios no hay una postura unánime sobre los sondeos, aunque ve evidente que “el turismo tiene un encaje poco agraciado con el petróleo”, pues de hecho nos vendemos como un destino de turismo sostenible, y por ello debe haber compensación económica para Canarias si se extrae, mediante un canon por la explotación de este recurso natural. Además, advierte de que si solo se le aplicará a Repsol el Impuesto de Sociedades, acabaría pagando menos del 23% En su opinión, el empleo que crearía el crudo no “no es un argumento de peso” para apoyarlo, porque, en el mejor de los casos, no rebajaría el paro ni el 2%, y además, al ser puestos muy cualificados, estima que la mayoría lo ocuparían trabajadores no canarios.

Agustín Santana
Instituto de Ciencias Políticas

“Al turismo se le falta el respeto con este plan”

El director del Instituto de Ciencias Políticas y Sociales de la ULL, y miembro del consejo científico de la Reserva de la Biosfera de Fuerteventura, puso énfasis en los contras del petróleo. Recordó que en países africanos los beneficios de esta industria no llegan a la población, y que en Brasil hay “serias polémicas” por sondeos cerca de zonas turísticas. Criticó que el estudio de impacto ambiental de los sondeos de Repsol contiene “disparates” y tachó de “falta de respeto” el estudio socioeconómico que lo acompaña “porque solo le dedica tres páginas al turismo y con datos desfasados”. Enfatizó que Canarias vende una imagen “de sostenibilidad que ha costado muchos años construir” y ve “hipócrita” que, si sabemos el riesgo, “al final nos conformemos con un canon económico.