X
Festividad de la Virgen del Pilar >

Un baluarte para las Islas

   

La persecución alertó a los vecinos de El Mayorazgo por el dispositivo policial. / DA Homenaje a los caídos en acto de servicio el pasado 12 de octubre. | SERGIO MÉNDEZ
<
>
La persecución alertó a los vecinos de El Mayorazgo por el dispositivo policial. / DA

Los distintos grupos de la Guardia Civil desfilaron ante los autoridades presentes en el acto. La Comandancia de la Benemérita en Ofra se llenó para celebrar el día de la patrona del Instituto. / S. MÉNDEZ


J. L. C. | Santa Cruz de Tenerife

Un año más, la Guardia Civil celebró su acto institucional con motivo de la festividad de su patrona, la Virgen del Pilar, con el compromiso de seguir siendo un “baluarte” para la sociedad canaria. Así se manifestó el teniente coronel jefe de la Comandancia Provincial, José María Tienda, que estuvo acompañado por el subdelegado del Gobierno, Guillermo Díaz Guerra, y el alcalde de la capital santacrucera, José Manuel Bermúdez, entre otros.

El teniente coronel Tienda, que recordó que este año el Instituto Armado conmemora el centenario del patronazgo de la Pilarica, hizo hincapié en la necesidad de “optimizar al máximo” los recursos con los que cuenta el Cuerpo para continuar su labor en el Archipiélago, siempre desde un “férreo código deontológico” y “sólidos principios morales”, como el honor, la disciplina, el espíritu de sacrificio, la vocación de servicio al ciudadano y la subordinación plena a la ley y al poder legalmente constituido.

El jefe de la Comandancia en Tenerife subrayó que la tradición y los proyectos de futuro deben constituir los dos pilares básicos para ofrecer un servicio de calidad a los ciudadanos y para garantizar la defensa de los derechos y libertades esenciales. El teniente coronel José María Tienda destacó que el principal bastión del cuerpo son sus guardias civiles y reconoció el callado y siempre anónimo servicio que prestan. Reconoció que se han pasado tiempos difíciles debido a la situación económica, pero reiteró que eso debe ser un “estímulo” para ser más “eficientes”. En la misma línea se manifestó el subdelegado del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife, Guillermo Díaz Guerra, quien elogió la labor de la Guardia Civil, así como su compromiso y lealtad para cumplir el trabajo esencial en pro de la libertad y los derechos de los ciudadanos. Díaz Guerra destacó que “desde la unidad, el esfuerzo y la generosidad se superará la crisis”. El acto también sirvió para homenajear a distintos agentes del Instituto Armado, reconocidos por su labor. De este modo, recibieron la cruz del mérito militar con distintivo blanco el cabo primero Antonio Martín y los guardias civiles Diego Montesinos y José Carlos Acosta.

La cruz al mérito con distintivo blanco fue entregada al comandante Manuel Touceda; al capitán Ángel Gabriel Sánchez, a los tenientes Antonio Ferrándiz y Julio Garrote, así como al alférez Ismael Vázquez y al sargento primero Antonio Manuel Pascual.
También recibieron esta distinción los sargentos Javier Lorenzo y Rodolfo Fernández, además del cabo primero Ángel Miguel Godoy, los cabos Joaquín Santos y Darío Chávez, amén de los guardias civiles José Antonio Rodríguez, Benjamín González, Jesús Palmero, José Miguel Ramos, José Luis Rajo y Francisco Israel García.

La cruz al mérito de la Guardia Civil con distintivo blanco también fue entregada a Roberto González, Francisco Javier Mateo, Alberto Echedey, Félix Oliver , José Eladio Soler, Juan Martínez, Ruymán Francisco, Juan Jonay Bello, Rafael Hinojosa y Mar Sánchez. De igual modo, el presidente de Empresarios del Sur, Jesús Oramas, fue el civil que recibió la cruz al mérito con distintivo blanco.